Dieron media sanción a la ley que prohíbe los descartables plásticos

La ley impulsada por el senador justicialista Mauricio Sat propone que la provincia de Mendoza avance en la eliminación gradual de la venta y uso de descartables plásticos no-biodegradables de un solo uso. “Como funcionarios actuales, tenemos que dejar un ambiente lo más cuidado posible para las generaciones que vienen”, remarcó en diálogo con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael.
Algunos de los elementos que podrían prohibirse para ser utilizados en nuestra provincia son cucharas, tenedores, cuchillos, platos, sorbetes y bandejas. El proyecto fue presentado por el senador Sat en junio del año pasado y busca que se impida el uso, distribución, comercialización y entrega de utensilios descartables que estén compuestos íntegramente por cualquier variedad de plástico.
Al respecto, el legislador señaló que la intención fundamental del proyecto es resolver una problemática integrada por la circulación de esos elementos biodegradables que dañan el ambiente. “Su objetivo es establecer medidas de protección ambiental que promuevan la reducción de este tipo de productos de un solo uso, no solo en la comercialización sino también en la distribución y el uso de los mismos, tratando de promover nuevas modalidades de consumo y producción que reduzcan las tensiones a las que sometemos a nuestro medio cotidianamente”, explicó, y agregó que esto surge en base a lo que sucedió en las Naciones Unidas en septiembre de 2015, en donde se votó y se generó la agenda 2030 (de desarrollo sostenible), que se habían planteado los 193 estados miembros, entre los cuales está nuestro país.
La intención es que hacia 2023, la producción de estos elementos tengan al menos un 50% de sustancias biodegradables, y a partir del 1º de enero de 2030, su confección sea de este tipo al 100%. “Estos plazos son razonables y nos van a permitir, en primer lugar, consolidar un cambio cultural en materia de consumo responsable; a su vez, permitirle al Gobierno –como establece la ley– generar programas de concientización”, destacó Sat, y aclaró que la misma normativa prevé ciertas excepciones para productos vinculados a la salud o alimentos, que no resulten factibles si se cambia el material con el que se los fabrica actualmente.
Si bien el legislador corresponde a la oposición, reconoció en este caso la postura del Poder Ejecutivo provincial, el cual –aseguró– ha estado trabajando en el proyecto “codo a codo, incluso proponiendo artículos para mejorarlo”.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorTras las clases online, no habrá repetidores este año
Artículo siguienteEconomía regional: “No podemos seguir exportando impuestos”