Diferencia entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor bajó en octubre

La brecha de valores para el promedio de los 25 principales productos agropecuarios que se sirven en la mesa familiar bajó otro 1% en octubre, a 5,4 veces. Sin computar el limón, que tuvo un fuerte salto en el mes, la brecha sería 4,9 veces. La participación del productor en el precio aumentó a 23,2%, según un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa.
La diferencia de costos entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los alimentos agropecuarios bajó 1% en octubre, impulsada por la reducción en las desigualdades de la mandarina, el tomate, la berenjena, el pimiento y el brócoli. En promedio, los clientes pagaron 5,4 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en septiembre la diferencia fue de 5,5 veces y en agosto de 5,6.
De todos modos, en frutas como el limón la disparidad subió 51,3% y alcanzó un máximo de 19 veces por la caída fuerte en los pagos al productor, que no se tradujo en menores costos al consumidor. El huevo, en cambio, fue el alimento de menor brecha y mayor estabilidad, y mantiene una desigualdad de 2,25 veces.
Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y montos de origen de las principales zonas cosechadoras, que releva un equipo de 35 encuestadores.
En octubre, el IPOD agrícola bajó 1,2%, reduciendo su disparidad a 5,9 veces, pero ubicándose 11,3% arriba del mismo mes del año pasado. La participación del productor en el precio final se elevó a 23,2%, 4,5% arriba de septiembre.
Los alimentos con mayores brechas en octubre fueron: limón, cuyo precio se multiplicó por 19 veces desde que salió del campo; naranja, con una multiplicación de 10,5 veces; pera, 9,3 veces; manzana roja, 7,9 veces; lechuga, 7,1 veces; y zanahoria, 6,2 veces. Los productos con menores diferencias, en tanto, fueron: huevo (2,25 veces), papa (2,42 veces), tomate (2,71 veces), pollo (2,77) y berenjena (3,22 veces).