Diseñador japonés creó celulares inspirados en cebolla y ajo

En el negocio móvil es posible conseguir smartphones con estética sobria, otros coloridos, incluso brillantes o con terminaciones que imitan el dibujo de la madera, entre otras alternativas. Eso, sin mencionar las múltiples opciones de personalización con fundas y otros accesorios.

Ahora un fabricante del sector sube la apuesta al lanzar celulares con diseños inspirados en verduras. Hay que decir que se trata de una primicia 100% visual, aunque no ofrece mejoras de rendimiento.

Sin embargo, esa característica es sin dudas llamativa y por eso consigue atención en un segmento superpoblado.

Los smartphones vegetales

La novedad es cortesía de Realme, un fabricante móvil de origen chino que en el pasado fue parte de la firma Oppo, también de ese país asiático. Ellos contrataron al diseñador industrial japonés Naoto Fukasawa, responsable de esta excentricidad.

En concreto, la marca lanza dos ediciones especiales de su celular insignia Realme X. Tal como podés ver en el siguiente video, la estética de los equipos remite al aspecto de una cebolla y de un ajo, respectivamente.

Cabe señalar que no se trata de una simple impresión adherida en los paneles posteriores. La cara trasera de los dispositivos tiene una textura ligeramente áspera y transparencias, para que la similitud con la cáscara de vegetales sea todavía mayor.

Detalles y justificaciones

Tal como nota The Verge en su reseña, el diseñador comentó que realizó más de 70 pruebas y 300 ajustes en sus muestras para lograr estos resultados.

Los consumidores racionales que buscan una explicación válida para este vínculo, quizá no se contenten con la explicación de Fukusawa: “Este diseño mejora la relación entre el ser humano, el objeto y el medio ambiente”, justificó el nipón.

Y agregó: “Disfruto la observación y advierto la belleza de la naturaleza. El ajo y la cebolla son muy comunes, pero si mirás de cerca hay algo de lo que normalmente no te das cuenta: la textura fina. Con estos teléfonos quiero lograr que la gente se sorprenda”.

Más allá del singular diseño, el Realme X tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 710, configuración con hasta 8GB de RAM, una cámara principal de 48 megapíxeles, y una pantalla OLED de 6.5 pulgadas. Las ediciones creadas por Fukusawa son 100 yuanes más costosas que los modelos tradicionales, un equivalente a 15 dólares extra al precio regular.

Este producto solo estará a la venta en el mercado chino y se espera que también debute en La India.

Fukusawa nació en Yamanashi, Japón, en 1956 y se graduó en la Universidad Tama Art en 1980. Trabajó para numerosas empresas de diseño y también en firmas del sector tecnológico. Durante muchos años vivió en Estados Unidos, donde se vinculó con compañías informáticas de renombre, entre ellas Apple.