“Disfruto de la música, de una buena zamba como de un buen tema de Pink Floyd”

Jesús Giardina (26) toca, entre otros instrumentos, la guitarra desde hace 12 años. Vivió una temporada en Mendoza y durante su estadía allá interpretaba tango, teniendo la oportunidad de presentarse en el teatro Independencia con un director de orquesta nacional, uno de los logros más importantes que destacó el artista en los Acústicos de Radio Vos (FM 91.5).
También se ha sumergido en el folklore, blues, y hasta en el heavy metal, siendo éste uno de los primeros géneros en interpretar. Sin embargo, no se define dentro de un estilo musical en particular porque, como describe, «a mí me gusta la música, disfruto de una buena zamba como lo hago de un buen tema de Pink Floyd, un blues, o como quien sabe degustar lo bueno de cada género».
Además, resalta que lo que más le gusta es la composición y agrega «por ello está bueno tener muchos recursos, porque te habilita para poder expresarte de diversas formas, y a su vez moverte en diferentes ámbitos dentro del campo de la música, con total libertad, no sentirte plenamente identificado con una rama sino tener esa flexibilidad de poder componer algo con flamenco, o lo que sientas en ese momento».

Además de su trabajo como solista, Giardina toca con amigos en una banda de rock que mezcla un poco de tango y jazz. Hace presentaciones con un amigo en un formato de dúo acústico interpretando desde repertorios de rock nacional clásico, hasta folklore. Asimismo, ya preparan un repertorio de flamenco.
Se dedica también a dar clases de guitarra, y lo hace desde la perspectiva de cómo le hubiera gustado que le enseñaran a él. Agrega además «tengo alumnos desde los 6 hasta los 74 años, es algo que me gusta y vivo de ello, por eso me gusta enseñarlo también para que el otro comparta la alegría de la música, en mi caso, de la guitarra, y trato de transmitirlo lo mejor posible».
Acerca de la realidad de nuestros artistas locales (como él) para poder acceder a un lugar en los escenarios, indicó «lo independiente cuesta un poco más que triunfe porque la gente no sabe lo que va a consumir, es decir, a veces prefieren una banda de covers porque ya saben lo que van a escuchar y con nosotros se arriesgan a que no valga la pena pagar una entrada, es un poco la mentalidad local». Concluyó señalando «estaría bueno que la gente se anime a romper ese esquema, porque en lo independiente, dentro de las composiciones, dentro de lo que uno tiene para decir, se encentra la voz local porque vivimos acá, y con nuestra música somos la voz de nuestra sociedad».