Disminuyó el número de donantes de plasma y sangre en San Rafael

En marzo pasado hubo una disminución en el número de donantes de plasma y sangre al habitual, aunque se desconoce una razón específica. Al respecto brindó detalles a través de FM Vos (94.5) y Diario San Rafael, la doctora Alejandra Galetto, quien está a cargo del Servicio de Hemoterapia del hospital Schestakow.
“Yo creo que hay que estar permanentemente promocionando y hablando del tema. En este ‘veranito’ entre las licencias, se relaja un poco la gente y se frena todo un poquito en cuanto a organizar programas de promoción o colectas. Estamos arrancando a la espera de qué es lo que va a pasar, cómo nos va a tratar este año la pandemia. Cuesta un poquito organizar este tipo de eventos, donde tenemos que pedir bajo todos los protocolos”, señaló, y añadió que no considera que haya un temor respecto de acercarse al hospital por un posible contagio de Covid, ya que de ser así se estaría siendo “ingenuo”, porque no hay miedo de ir a otros lados o de no usar barbijo. Por otra parte, además de respetarse todos los protocolos, el ingreso para la donación de sangre está alejado del punto donde se llevan a cabo los hisopados.
Cabe decir que con una sola donación se pueden salvar hasta cuatro vidas, ya que la sangre recolectada a través de un proceso se divide en plaquetas, glóbulos rojos, plasma y crioprecipitado (crio). “Cada uno de esos hemocomponentes de una única donación puede ir a cuatro personas distintas para un distinto tratamiento. Generalmente los glóbulos rojos los usamos mucho en las anemias y en las hemorragias; los pasmas y los críos cuando hay problemas de coagulación en la sangre, el paciente está sangrando y tiene que ir a una cirugía y las plaquetas sobre todo en pacientes oncológicos y en tratamientos de quimioterapia, cuyas plaquetas disminuyen”, expresó, y agregó que donando se puede ayudar a un amplio abanico, que incluye mujeres embarazadas, bebés en neonatología, niños prematuros, jóvenes accidentados, pacientes preparados para cirugía, etcétera.
Quien desee acercarse a donar, debe ser mayor de edad, ser una persona sana y llevar una vida saludable. Pueden acercarse al Servicio de Hemoterapia, en la posta de donación del nosocomio, por calle Maza, desde las 8 de la mañana. No es necesario ir en ayunas ni concurrir con turno.