Djokovic

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, venció ayer al suizo Roger Federer en la final más larga en la historia de Wimbledon, por 7-6, 1-6, 7-6, 4-6 y 13-12, y extendió su reinado en el tercer Grand Slam del año.
Djokovic retuvo el título logrado en 2018 y sumó su quinto Wimbledon sobre siete finales, luego de sus conquistas en 2011, 2014 y 2015. De esta manera, igualó al sueco Björn Borg (1976, 1977, 1978, 1979 y 1980) y al británico Lawrance Doherty (1902, 1903, 1904, 1905 y 1906).
Federer, dueño de 20 títulos de Grand Slam, quedó a las puertas de su novena consagración en el All England Club.
El duelo entre el líder del ranking ATP y el número 3 se desarrolló durante 4 horas y 57 minutos, con un tenis de alto vuelo, de puntos extensos y concentración máxima.
Djokovic y Federer, en su primer enfrentamiento en el año, ofrecieron un gran espectáculo en Londres, a la altura de las expectativas, con el argentino Damián Steiner, de 44 años, como umpire.