Dolores Etchevehere fue desalojada por la policía de la estancia que ocupó durante 14 días y quedó detenida por unas horas

Después de dos semanas de conflicto, finalmente Dolores Etchevehere y los militantes que responden a Juan Grabois que la acompañaban dejaron la estancia Casa Nueva en medio de celebraciones fuegos artificiales que lanzaron quienes acompañaron el reclamo del ex ministro de Agricultura Luis Miguel Etchevehere y sus hermanos.

Tras dejar el predio, Dolores Etchevehere quedó detenida por una horas hasta que recuperó su libertad  cerca de la medianoche. Según confimaron a Infobae, la mujer fue apresada por resistencia a la autoridad. En tanto, los militantes que la acompañaban no fueron detenidos.

Tras la resolución de la Justicia a favor de los hermanos varones de la familia Etchevehere, el clima fuera en el ingreso al predio donde aguardaban el momento para volver a entrar a la finca fue de festejo. Sin embargo, el tiempo de espera fue largo. La noticia llegó a través de sus celulares. Por esa vía observaron cuando la jueza Carolina Castagno desestimó el planteo de Dolores, su hermana, y ordenó el desalojo de la estancia Casa Nueva. Pocas horas después, el dirigente social Juan Grabois asumió la derrota en los tribunales y aseguró que las 19 se retirarían. Y así ocurrió.

Pero antes de que los militantes salieran del lugar, afuera se vivió un clima festivo y de espera para volver a la finca. Tras la noticia, los ruralistas que acompañaron a los hermanos Etchevehere encendieron leñas y cocinaron un asado. Mientras eso ocurría bajo un sol caliente y comenzaban a girar por el lugar sándwiches de cordero, efectivos del equipo de fuerzas especiales de la Policía de Entre Ríos arribó al ingreso de la estancia.

El momento en que salían los usurpadoresEl momento en que salían los usurpadores

Alrededor de 50 hombres bajaron de las camionetas y se dispusieron en orden para entrar al lugar. El clima comenzaba a cambiar y mientras más efectivos llegaban, los productores, peones y ruralistas se entusiasmaban junto a los hermanos Etchevehere frente al inminente desalojo.

En medio de la llegada de los efectivos, un tractor se puso en marcha y se acercó a la puerta pegada a la del ingreso encadenada, que también estaba cerrada con un candado, y Sebastián Etchevehere, uno de los hermanos, como acto simbólico, la abrió. “Ahora sí, volvamos a trabajar”, se escuchó junto a “fuera Grabois de Entre Ríos”. A continuación de ese acto, los ruralistas a aplaudieron.

Franco FafasuliFranco Fafasuli

Dolores Etchevehere, en ese momento, difundió un audio donde aseguró: “No voy a salir de acá, me van a tener que sacar muerta”. Y siguió: “Una vez más la Justicia de Entre Ríos falló a favor de los poderosos, a favor de los corruptos. Esto es un ejemplo de lo que yo viví estos 11 años de calvario». «Siempre, cada vez que yo trato de ejercer mis derechos hereditarios, mis derechos naturales, siempre la Justicia de Entre Ríos favorece a los corruptos y acepta sus órdenes”, dijo la mujer.

Pocas horas más tarde, el otro protagonista de esta historia, Juan Grabois, apoderado de Dolores en el conflicto familiar por el predio habló luego de que la Justicia fallara en su contra y la reacción de Dolores y dijo: “Hemos sufrido una derrota; vamos a acatar el fallo hoy mismo (por ayer) y nos retiramos a las 19”.

El operativo policial comenzó poco después. Primero un grupo de las fuerzas especiales de infantería se apostó en línea sobre el camino de ingreso mientras otro equipo de policías locales se paró enfrente, también en forma lineal, para formar un cordón. Lo que marcaba el lugar por donde iban a salir los ocupantes.

Luego, varias camionetas policiales ingresaron al lugar y recorrieron los 800 metros que separan a los hermanos varones Etchevehere -Luis Miguel, Juan y Sebastián- de su hermana Dolores, donde se encontraba junto a los militantes.

La primera orden que se había dado fue que la policía les entregue la notificación judicial del desalojo. Después recorrieron el lugar para confirmar que todos los elementos que habían declarado los hermanos Etchevehere se encontraban allí. Y por último, su salida. Y así ocurrió.

Antes de que los militantes salgan de la estancia, desde la cuenta de twitter del denominado “Proyecto Artigas”, publicaron: “Después de que Etchevehere violara la restricción y ni un solo policía moviera un dedo, hacen este operativo desmedido y fuera de lugar en la estancia Casa Nueva”.

“Ahora vamos a ver cómo nos dejaron todas las cosas adentro. Vivieron 30 en una casa para 10 personas con dos baños, seguro está todo roto”, concluyó Sebastián Etchevehere en diálogo con Infobae.

 

Fuente: Infobae