Donaron mantas al servicio de Neonatología del hospital Schestakow

Se trata de un proyecto que llevó adelante la Universidad de Mendoza

La Universidad de Mendoza, en conjunto con Cáritas Diocesana San Rafael, donó mantas tejidas y confeccionadas en polar al Servicio de Neonatología del hospital Schestakow. La donación hace parte de una actividad que impulsó la institución educativa en el marco del Día de la Mujer para tejer cuadros de 10×10 centímetros a fin de armar las mantas, que son destinadas a los bebés prematuros.

La entrega se realizó este lunes en la mañana al director del hospital, Luis Vergani, quien puso en conocimiento esta acción y agradeció el gesto. En la entrega también estuvo presente la jefa del Servicio de Neonatología, María Cristina Fajardo; la coordinadora de Extensión Universitaria y Relaciones Institucionales de la Universidad de Mendoza, la licenciada Susana Garavaglia; y la directora de Cáritas Diocesana San Rafael, Elvira Fuentes.

“Mantatlón” fue la iniciativa que el 8 de marzo llevaron adelante las tres sedes de la universidad (Mendoza centro, Río Cuarto y San Rafael) para tejer las mantas. “Pensamos que lo que mejor podíamos hacer era dedicar nuestro tiempo a las mujeres, convocando a tejedoras a la Universidad para que hicieran mantitas para Neonatología del hospital Schestakow”, detalló Garavaglia.

Sobre la jornada, resaltó la “gran dedicación, amor, tiempo y empeño, fue un evento muy agradable, trabajando un 8 de marzo con Elvira Fuentes de Cáritas y personal de la universidad, así como otras tejedoras voluntarias de Cáritas y familiares de quienes estábamos con esta iniciativa”.

Con este tipo de proyectos la institución busca integrar a todos los alumnos ya desde sus carreras, para que participen dentro de la sociedad, no solo en estos eventos, sino también en voluntariados y en distintas organizaciones.

A su turno, la directora de Cáritas indicó que fue importante para ellas en el Día de la Mujer poder hacer algo por los demás. “No solo pensamos en los niños, sino también en sus mamás, que estaban pasando un difícil momento. Poder tejer estas mantas nos pareció bastante importante. Agradecemos al hospital por permitir hacer esta donación y a la Universidad por tenernos en cuenta para este acto solidario”.

Finalmente la jefa del Servicio de Neonatología expresó su orgullo por “los corazones buenos de nuestra población. Hay muchos que colaboran con la necesidad de nuestro servicio y nuestros niños, en época de crisis todo viene muy bien, ya que todas estas cosas ayudan, y mucho”.