Dos escuelas sanrafaelinas fueron premiadas por contribuir al cuidado del agua

Esta semana fueron premiadas las escuelas Nº 1-081 Comodoro Luis Py y Nº P-056 San Antonio de Padua por autoridades de la Dirección General de Escuelas en el cierre del concurso “Sobre el agua y las obras que la cuidan”. Nueve instituciones educativas de la provincia participaron de la iniciativa.

En el acto también estuvieron presentes el Grupo de Apoyo de Mendocinos a la Asamblea del BID (GAMAB) y el Departamento General de Irrigación (DGI) quienes apoyaron el concurso lanzado en 2017 y desarrollado en noviembre considerado “Mes del agua”.

El evento, busca relacionar a la comunidad educativa con la importancia del agua para nuestra provincia. La DGE, a través de la Dirección de Planificación de la Calidad Educativa, invitó a todas las escuelas primarias y secundarias de todas las modalidades a presentar trabajos sobre el tema del agua y su uso responsable, teniendo en cuenta que Mendoza entró por séptimo año consecutivo en emergencia hídrica.

Al respecto, la directora de la escuela San Antonio de Padua, Estela Petricorena, indicó a Diario San Rafael que “el proyecto se realizó el año pasado, tenía por nombre ‘Obras que cuidan el agua’ y fue desarrollado por los alumnos de primer año que hoy están en segundo, lo hicieron a través del área Naturales”.

Asimismo afirmó que “para nosotros es un orgullo recibir este premio, pero más que nada la satisfacción es de hacer un trabajo que para los chicos sea significativo porque es también un trabajo contextualizado en una realidad muy importante para nosotros como lo es el cuidado del agua, en ese marco se ha trabajado desde hace años en las modificaciones áulicas”.

Por otro lado, Liliana Molina, supervisora de la escuela Comodoro Luis Py, contó que los alumnos llevan 7 años trabajando con una revista que inclusive ha sido reconocida por el departamento de Irrigación. “Son 39 alumnos que participaron en este proyecto, esta es la séptima edición de la revista ‘Sembrando futuro’, hemos trabajado muy fuerte estas revistas, una por año”.

Además detalló que “se trabaja en forma interdisciplinaria en todos los grados, ha sido un trabajo sistemático de 7 años, por eso para mí, para los decente y los chicos recibir este premio es un incentivo muy bonito, porque no es la primera vez que participamos, ya es un trabajo cultural en la escuela”.

Algunos de los criterios que se tienen en cuenta para la premiación de los trabajos, es el objetivo y los resultados alcanzados, la adecuación del trabajo a la franja etaria, la pertinencia de la acción desarrollada en función de las características de la comunidad a la que está destinada, y sobre todo la creatividad en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).