Dueños de estaciones de servicio piden ATP o menos impuestos para no cerrar

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA) remarcó que, ante la crisis por la pandemia, tres de cada cinco estaciones de servicio «trabajan a pérdida» y advirtió que «la situación puede ser peor» si son excluidas del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).
La Confederación que agrupa a las 4.800 estaciones de servicio del país mostró su «preocupación por una situación que puede llevar al cierre de cientos de estaciones».
En FM Vos (94.5) habló Gabriel Bornoroni, titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA).
“De cada 5 estaciones, 3 estamos trabajando a pérdida, hay 5 mil estaciones en Argentina, el 67,6% está vendiendo por debajo de los 292 mil litros, que es el punto crítico, hablamos de 3.380 estaciones de servicio que dan 40 mil puestos de trabajo”.
Agregó que “desde el día cero hemos sido considerados servicio esencial, lo que nos parece bien, desde julio tuvimos un amesetamiento y una caída promedio de 25% en ventas. Eso fue acompañado con los ATP porque mantenemos el 100% de las estaciones pero vendemos ese 25% menos. Ahora nos dejan afuera de los ATP porque no somos un sector crítico, nosotros creemos que sí lo somos; no tenemos mucho más resto, trabajamos para que la pandemia termine sin estaciones cerradas pero hoy no podemos garantizarlo”.
El empresario afirmó que “no nos gusta pedir el ATP, venimos pagando todos los impuestos con menos ventas y todo el plantel de trabajo. Si no hay ATP, que nos quiten algunos impuestos; ya hemos sacado créditos, no hacemos inversiones, nuestro sector debería ser reconocido”.
A ese cóctel de caída de volúmenes se suma un aumento de los costos operativos, según alertaron desde CECHA. En el caso de los salarios, la equivalencia entre salario básico y litros de nafta súper se incrementó un 14,3% entre marzo de 2019 y marzo de 2020, pasando de 651,1 a 744,3 litros que hace falta vender para pagar un sueldo. Esta equivalencia se incrementó a 814,4 litros en abril de 2020. “Esto implica la necesidad de vender volúmenes cada vez mayores. Sin embargo, desde marzo los volúmenes vendidos se redujeron fuertemente”, cierra el informe.