Duraznos, damascos y ciruelas ya están en estado de floración

ROCA 29/08/06: FLORACION DE PELONES. FOTO: ANDRES MARIPE

Conocer los estados de floración de cada especie frutícola en la zona correspondiente es de gran ayuda ante una contingencia climática para caracterizar a las distintas variedades de las especies producidas en la provincia y el IDR lo utiliza como una herramienta esencial para el pronóstico de cosecha frutícola.
En este sentido, nuestro oasis ya presenta un estado avanzado de floración para las variedades de duraznos, damascos y ciruelas.
“Cada especie, y dentro de ellas, cada variedad, tienen distintas condiciones y requisitos que necesitan cumplir para dar inicio a los procesos fenológicos. Es por esto que necesitan distintos tiempos para cumplirlos y poder desarrollarse”, explican desde el IDR, y plantean que “es de suma importancia conocer en qué momento ocurren estos cambios fenológicos en cada variedad y en cada zona en particular, para saber cómo influyen las características climáticas en los cultivos”.
Sobre el Sur provincial, en los informes de la semana 36, al 8 de septiembre, la ciruela para consumo en fresco Santa Rosa ya presenta un 21% de su fruto cuajado y es la más avanzada de todas.
A la hora de hablar del damasco, la variedad Royal presenta una flor abierta al 25%, mientras que la Tilton ya está con su floración al 50%.
En el caso del durazno en fresco, el más adelantado es el June Gold, con un 64% de su flor abierta y un fruto que está empezando a cuajar al 4,6. La O’Henry tiene su corola visible a un 28% y una floración del 3%, mientras que el Cristalino está a un 24% con su corola visible.
Finalmente, en lo que respecta al durazno industrial, todos se encuentran en estado de floración. El más avanzado es el Loadel al 42%, el Fortuna al 36%, el Bowen al 32% y el Pavie y Doctor Davies al 14%.

ALERTA ANTE HELADAS
Desde el IDR advierten que “la susceptibilidad a las heladas aumenta a medida que transcurre el ciclo fenológico”. En la etapa de corola abierta soportan hasta -3,9 grados, en la de “flor abierta” toleran hasta 3 grados bajo cero, pero en la etapa de fruto cuajado la tolerancia baja hasta apenas -1,1 grado.