Economía: la desocupación creció 2,5 puntos y alcanzó el 13,1% en el segundo trimestre

La situación ocurrió en el período con mayores restricciones a la movilidad y a la producción por la pandemia de Covid-19. Dejó un aumento interanual del desempleo de 2,5 puntos ya que, según datos del INDEC, la tasa de desocupación fue del 13,1% entre abril y junio, cuando en el mismo período de 2019 había sido del 10,6%. Esto se da en el medio de una enorme crisis que está causando también el cepo cambiario, cuyas restricciones aumentan día a día.
El economista de la Fundación Libertad y Progreso Aldo Abram, explicó a FM Vos (94.5) y a Diario San Rafael que “el desempleo está dentro de lo esperado”. “Sabíamos que iba a haber una enorme pérdida de empleo; lo que sí, sorprendió un poco el bajo porcentaje de desempleo, y eso tiene que ver con que la gente que perdió su trabajo, no salió a buscarlo, entre otras cosas por las restricciones que imponía la cuarentena y además, porque evidentemente sabía que no lo iba a conseguir”, señaló y aclaró que habían calculado un porcentaje superior al 20%, lo que “habría asustado mucho más”. Agregó que el compromiso debería ser que la economía se recupere lo más prontamente posible, para que empiece a sacar a esa gente de la desocupación y de la pobreza, teniendo en cuenta que casi la mitad de los argentinos cayó en el 2020 en ésta última.
El economista considera que si se intenta sostener el cepo en el tiempo, lo único que se va a conseguir es que el Banco Central pierda reservas, lo que lo va a obligar a cerrarlo aún más al cepo. Si bien eso podría aumentar las reservas por muy corto plazo, se volverán a perder por la misma inconsistencia. Adelantó que éste, como muchos otros cepos que se han colocado en la economía nacional a lo largo de la historia, va a fracasar.
A esto hay que sumarle la falta de confianza que va causando el Gobierno en la población respecto del peso, por lo que decide ahorrar en moneda extranjera. Eso hace que se lastime aún más la economía, quitándole fuerza a cualquier tipo de recuperación económica. Al mismo tiempo, si el ciudadano común ahorra más, significa que está consumiendo menos, bajando el nivel de demanda y el de actividad.
“Lo que debería hacer el Gobierno es empezar a pensar que evidentemente por este camino vamos mal; ya no sé qué más esperan para convencerse de que hay que salir del cepo cuanto antes y la pregunta es ‘¿cómo se hace?’”, expresó y no descartó que de continuar así, alcancemos una crisis peor que la del 2001-2002.