Educación: necesidades y posibilidades

Entre las muchas actividades que vino a trastocar en nuestro país el aislamiento social preventivo y obligatorio ante el avance de la pandemia de Covid-19 está el ciclo lectivo 2020. De hecho, las clases fueron una de las primeras actividades que el Gobierno nacional decidió suspender, allá por mediados de marzo. Días después, desde el Ministerio de Educación de la Nación se lanzó el programa “Seguimos educando”, una plataforma online (que no consume datos) para darle continuidad a las actividades de enseñanza, que con el correr de los días fue sumando contenidos virtuales para los interesados. La semana pasada dio inicio a la segunda etapa, que brinda ahora contenidos orientados no solo a docentes y estudiantes, sino también a toda la familia, para acompañar a niñas, niños y jóvenes en edad escolar durante la cuarentena. En Mendoza, en tanto, la Dirección General de Escuelas implementó la “Escuela digital” con los mismos objetivos.
Este fin de semana, y ante la posibilidad de que la cuarentena se flexibilice a partir del lunes 13, el presidente Alberto Fernández aseguró que “los chicos seguirán sin ir al colegio”. “Para recuperar el ciclo lectivo tenemos tiempo”, dijo el mandatario, y evitó dar una fecha para las clases presenciales tanto del nivel inicial como del primario y secundario. “Tenemos tiempo porque siempre digo que no es muy importante si un chico termina el primario tres meses antes o tres meses después», agregó Fernández.
En este mismo espacio hemos destacado en diversas ocasiones la importancia de la educación en el proceso evolutivo de cualquier sociedad. Claro, en circunstancias excepcionales, inauditas como las presentes, las prioridades suelen variar. Viendo lo ocurrido el viernes en el regreso a la actividad de los bancos para pagar beneficios de ANSES, cualquier decisión oficial que evite la aglomeración de personas (como recomiendan los especialistas) aparece como acertada. Para más adelante quedará lograr el objetivo de recuperar lo que pudo perderse durante la cuarentena.