EEUU tomará represalias si hay violencia contra antichavistas o norteamericanos en Venezuela

«Cualquier violencia e intimidación contra el personal diplomático estadounidense, el líder democrático de Venezuela, Juan Guaidó, o la Asamblea Nacional representaría un grave asalto a la legalidad y estará seguido de una respuesta significativa», dijo el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, en Twitter.

El miércoles pasado, Washington reconoció a Guaidó como presidente interino de Venezuela designado por la Asamblea Nacional (AN, parlamento).
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió entonces que «todas las opciones están sobre la mesa» para aplicar en el caso de que el mandatario Nicolás Maduro no acepte entregar el gobierno de Venezuela a Guaidó.
Maduro respondió inmediatamente con la ruptura de la relación diplomática bilateral y dio plazo hasta hoy para que todos los funcionarios estadounidenses abandonaran Venezuela.
Washington replicó que mantendría su representación en Caracas porque no le reconoce a Maduro legitimidad para cerrarla, pero ordenó evacuar de Venezuela al personal «no esencial» de su embajada.
Ayer, la cancillería venezolana informó que Venezuela y Estados Unidos retiraron todo el personal de sus respectivas representaciones diplomáticas en Washington y Caracas, y acordaron negociar el establecimiento de una oficina de intereses en cada capital.
Por otra parte, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, anunció que el viernes pasado Washington «aceptó la designación hecha por el presidente interino Juan Guaidó de Carlos Alfredo Vecchio como encargado de negocios del gobierno de Venezuela en Estados Unidos».
«El señor Vecchio tendrá autoridad sobre los asuntos diplomáticos en Estados Unidos de parte de Venezuela», agregó Pompeo en un comunicado.
Vecchio es el número dos del partido Voluntad Popular (VP), que dirige el ex alcalde preso en su domicilio Leopoldo López y al cual también pertenece Guaidó, y vive en Estados Unidos desde 2014, cuando el gobierno de Maduro ordenó encarcelarlo.
Venezuela y Estados Unidos mantienen desde 2010 sus representaciones diplomáticas en Washington y Caracas al nivel de encargado de negocios, después de que los presidentes Hugo Chávez y Barack Obama expulsaran a los respectivos embajadores.