El 30% de los trabajadores de la salud está infectado de coronavirus en Salta

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, aseguró que el 30% del personal de la salud está infectado de coronavirus, por lo que reconoció la labor de los médicos, los enfermeros, los policías y los trabajadores esenciales, que se exponen por cuidar “nuestra salud y nuestras vidas”.

«El 30% de los trabajadores de la salud está infectado, mientras que otro 30% está con miedo, en sus casas”, dijo el mandatario salteño tras una visita al Hospital Público Materno Infantil, «donde habilitamos 20 nuevas camas de terapia», afirmó.

Sáenz formuló hoy estas afirmaciones, al encabezar un acto de entrega de 15 viviendas en el barrio 3 de Abril, de la localidad de Las Lajitas, que está a 210 kilómetros al sudeste de la capital provincial.

“Gracias a todos aquellos que están en la primera línea de fuego, en la trinchera, peleando todos los días de una manera sobrehumana”, afirmó el gobernador, quien hizo un especial reconocimiento a “los médicos, los enfermeros, los policías y a todos los trabajadores esenciales, que se exponen todos los días por cuidar nuestra salud y nuestras vidas”.

Luego, pidió el compromiso de “cuidarnos entre todos”, y afirmó que “estamos de pie, combatiendo este virus que ha golpeado al mundo”.

Sin embargo, aclaró que, a pesar de la pandemia, “seguimos haciendo obras, cumpliendo los sueños de la gente”, y se refirió a su decisión de “seguir trabajando con más fuerzas que nunca para transformar la provincia” y lograr “una Salta diferente”

“Estamos cambiando la realidad de los salteños”, indicó Sáenz, tras lo que comentó que un estudio de la Cruz Roja mostró cómo «en 9 meses» se logró en la provincia llevara agua potable a casi el 80% de los pueblos originarios afectados en los departamentos de Rivadavia, San Martín y Orán.

Del acto participaron el presidente del Instituto Provincial de la Vivienda, Gustavo Carrizo; el intendente local, Fernando Alabi; y su par de Apolinario Saravia, Marcelo Moisés, entre otras autoridades.

Las viviendas entregadas cuentan con una superficie cubierta de 30,35 metros cuadrados, pertenecientes al Programa Provincial Mi Casa, y tienen dormitorio, baño completo, cocina comedor, pérgola de ingreso y lavadero externo.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorPremian a una rata por su labor detectando minas terrestres
Artículo siguienteGran Mendoza: la ocupación de camas UTI llegó al 90%