El 85 por ciento de la carne que se consume en San Rafael viene de afuera

|
|
|
Esta semana el precio de la carne tuvo un incremento que llevó el kilo de asado entre 55 y 60 pesos, casi al mismo valor que la pulpa o blanda. En nuestra edición de ayer dimos cuenta de algunos precios, y señalamos que en Villa Atuel alcanzaba los cien pesos.

El titular del frigorífico «Don José», José Musale, indicó que «el precio en San Rafael se rige conforme a los valores vigentes en el Mercado de Liniers, donde el gordo que se estaba pagando a 13 pesos pasó a 16, por lo que el monto a los carniceros llega entre 32 y 40 pesos, ya que hay que descontar la pérdida por hueso y menudencias. Ese aumento se da debido a las lluvias en la pampa húmeda y también se debe a la incertidumbre que hay en el mercado. Mientras que el despachante al público tiene que descontar la grasa, el hueso, y a eso debe sumar los costos, por lo que tiene que vender a los valores vigentes».

Musale agregó que «en San Rafael la mayor parte de la carne se compra en La Pampa y el sur de Córdoba, y a ese ingreso de vacunos se debe agregar la que traen faenada de afuera los supermercados, lo cual representa entre un 40 o un 50 por ciento de lo que se consume en el departamento».

Con relación a los vacunos engordados en San Rafael, dijo nuestro entrevistado que representan entre el 10 y 15 por ciento del total que se consume en el departamento.

Finalmente, justificó el aumento de la carne debido a los precios vigentes en Liniers, acotando que hasta ahora las blandas costaban más que el asado, pero, con los nuevos valores, los números se han emparejado, y tal vez haya que ajustar un poco más el precio de la carne para asar.