El achurero solidario llegó a los 4 mil kilos de donaciones

Se llama José Quispe y es titular del Centro de Parrillada de Salto de las Rosas, pero en San Rafael son pocos los que lo conocen por su nombre y apellido, pues se ha convertido en el “achurero solidario”, un vendedor que día a día reparte 40 kilos de hígado por los barrios y distritos de San Rafael.
Hace 100 días que comenzó su periplo, como una iniciativa para ayudar a los más necesitados, y terminó convirtiéndose en un “boom” solidario y comercial.
José solía estar junto a la Feria Franca en los barrios de San Rafael y ante su suspensión por la pandemia, iba a quedarse en un puesto en Salto de las Rosas. Ante esto surgió la propuesta de la Dirección de Distritos de salir a “recorrer” los lugares más alejados de la geografía departamental, regalando 40 kilos diarios de hígado y vendiendo sus productos a precios económicos.
Lo que apareció como una apuesta terminó convirtiéndose en un éxito. Ahora los vecinos preguntan cuándo vuelve el “achurero” a la delegación; incluso empezó a incorporar los barrios de la Ciudad de San Rafael.

Por la mañana visita un punto de Ciudad y a la tarde se va a un distrito. Reparte 20 kilos de hígado en cada punto que visita y el resto lo comercializa. También se entrega 1 kilo de pan (aportado a la comuna por panaderías solidarias) y 1 litro de cloro.
A poco más de tres meses de haber empezado su recorrido ya lleva entregados más de 4 mil kilos de hígado, además de vender productos como parrillada, lengua, quijada, riñón, chinchulín, mondongo, entre otros productos.
“Agradezco a todos los clientes que me compran porque cuanto más vendo, más puedo donar”, explica José mientras corta el producto para ponerlo en bolsitas y entregarlo a la comunidad.

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorPiden la designación de un subdelegado de Aguas para el río Atuel
Artículo siguienteEl trabajo de ANIM-CONIN San Rafael durante la cuarentena