El alcohol al volante sigue presente

Los meses de la cuarentena por la pandemia de Covid-19 habían mostrado –como era lógico presuponer– una disminución considerable en la cantidad de actas labradas por el personal de la Policía Vial a conductores de vehículos que evidenciaban, al análisis correspondiente, un nivel de alcohol en sangre superior al permitido por ley.
Sin embargo, el pasado fin de semana –de tres días y con una fugaz rehabilitación de reuniones familiares incluidas– deparó varios siniestros viales donde el consumo de alcohol de quienes manejaban estuvo íntimamente vinculado.
Una camioneta que terminó adentro del canal de avenida Rawson, un Fiat Palio que chocó en avenida Vélez Sarsfield, un VW Gol que terminó adentro de una acequia en calla Los Gladiolos. Todos estos hechos fueron protagonizados por conductores que, una vez analizados, presentaron alcoholemias positivas. El caso paradigmático del fin de semana pasado en San Rafael fue el de un conductor que presentó más de 2 gramos de alcohol por litro de sangre, cuatro veces por encima de lo que permite la normativa.
Tras la sanción, el año pasado, de las modificaciones a la Ley Provincial de Tránsito y al Código de Contravenciones, que imponen gravosas sanciones a quienes sean descubiertos manejando con alcohol en sangre (multas de más de 100 mil pesos, secuestro del vehículo por hasta 30 días y hasta arresto efectivo del infractor), la actitud de muchos mendocinos que manejan pareció variar, pasando a prestar particular atención a cuánto alcohol se ha de consumir (si es que se consume) para no caer en infracciones y, sobre todo, para no recibir las sanciones ya mencionadas. Claro, no todos actúan de la misma manera y a la vista está.
Como ya ha quedado dicho en este espacio, el mero agravamiento de las sanciones no redundará proporcionalmente en una mejor conducta vial. La clave sigue estando en la conciencia de cada conductor y, como se ve, muchos de nosotros aún no comprenden –o lo que es peor, no les importa– el daño que puede generar su indolente actitud en sí mismos y en los demás.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorTres mil jubilados de San Rafael comienzan a recibir el pago del bolsón alimentario
Artículo siguienteFrase