El año electoral abrirá con las PASO de Cambiemos en La Pampa el domingo 17

Más de 200 mil ciudadanos de La Pampa pondrán en marcha el domingo 17 el calendario electoral de las PASO 2019 en el país para elegir candidatos a intendentes por el peronismo en once localidades y a los postulantes a gobernador de la alianza Frente Cambiemos, donde se enfrentarán el radical Daniel Kroneberger y el macrista y ex secretario de Deportes de Nación, Javier «Colo» Mac Allister.

Según el padrón oficial pampeano hay 246.517 personas habilitadas para sufragar, del cual 206.578 son independientes y sólo 39.939 están afiliados a algún partido político.

En ese marco, el Justicialismo que gobierna La Pampa desde 1983 conformó para estas PASO el Frente Justicialista Pampeano (FREJUPA) y sólo tiene elecciones internas para los cargos de intendentes y concejales en once municipios, ya que el candidato a gobernador, el diputado nacional Sergio Ziliotto tiene allanado el camino por ser el elegido del mandatario Carlos Verna y en consecuencia, contar con todo el apoyo del aparato partidario oficialista.

En la contienda electoral del PJ para la intendencia de Santa Rosa, la ciudad más importante en cantidad de habitantes, se anotaron seis precandidatos -cuatro hombres y dos mujeres- que quieren disputar la postulación para luego, en las elecciones generales de la provincia convocadas para el 19 de Mayo, pelear la jefatura de la comuna capitalina, hoy en manos de Cambiemos con el jefe comunal Leonardo Altolaguirre.

En la primaria peronista por la candidatura a intendente de Santa Rosa competirán Jorge Lezcano, secretario general de UPCN y diputado provincial, a quien todos lo señalan como el elegido por el aparato partidario; Juan Grotto, Luciano Di Nápoli, referente de La Cámpora en La Pampa y que nuclea a todo el kirchnerismo; Darío Hernández, del Frente Renovador que se sumó al PJ; Nelida Battista del Frente Barrial y Fabiana Ballejos.

Las PASO colocaron a La Pampa en la mira de todo el país, por ser el primer testeo en un año electoral y porque para el PRO de La Pampa se juega de alguna manera el destino de esa fuerza política nueva en una provincia que desde la vuelta de la democracia está en manos del justicialismo.

El desafío en ésta instancia la tiene el Frente Cambiemos que deberá definir si el candidato a gobernador será el precandidato macrista, Javier «Colo» Mac Allister o el diputado nacional por la UCR Daniel Kroneberger, quien confiesa: «A mis 57 años enfrento el desafío más importante de mi carrera política».

A la hora de presentarse en sociedad, el dirigente radical pone en la balanza a su favor la experiencia en la gestión, cosechada en los 10 años como intendente de Miguel Riglos y sostiene que el desafío personal «es ganarle al peronismo, que tiene un modelo de provincia agotado, porque los pampeanos nos merecemos una mejor calidad de vida».

«No quiero que los jóvenes se vayan de mi provincia, quiero que aquí tengan posibilidades de concretar sus sueños y que no tengan que emigrar por la falta de trabajo y posibilidades», y en ese sentido promueve la creación del Primer Empleo Joven, impulsa la creación de 6 mil viviendas en cuatro años, darle una fuerte impronta al parque industrial y la zona franca, y modernizar el sector público «que no signifnifica despidos», aclara, para reafirmar la necesidad de generar empleo genuino en el sector privado.

Por otra parte, su aliado y contrincante, el «Colo» Mac Allister, ha puesto en éstas PASO todas sus expectativas, porque como fundador del PRO en La Pampa, sabe que sólo si gana puede competir en mayo próximo contra el candidato justicialista y soñar, con la posibilidad de arrebatarle al peronismo el poder, que ejerce hace 36 años en La Pampa.

Los dos precandidatos redoblan sus apuestas a días de terminar la campaña, conscientes de que es necesario ganar al electorado independiente para definir su triunfo y mientras Kroneberger pretende abortar las aspiraciones del candidato del PRO, el «Colo» Mac Allister se juega todo, sabiendo que el domingo 17 las miradas estarán puestas en La Pampa, por ser el primer candidato macrista que pone en juego la camiseta amarilla y el modelo de país del gobierno nacional.