El aumento de la energía eléctrica alerta a la industria metalmecánica

Los sectores comerciales, agrícolas e industriales tienen una actualización trimestral de tarifas y para agosto se espera que comience a regir un nuevo incremento en los costos de transporte y energía, es decir, de “abastecimiento”, de competencia nacional. Las pymes que dependen de esos servicios para funcionar, reclaman medidas paliativas a fin de proteger la actividad productiva.
Sobre cómo afecta esta problemática a la industria metalmecánica, el vicepresidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (Asinmet), Julio Totero, conversó con FM Vos (91.5) y Diario San Rafael. Dijo que esto comenzó hace algunos años, cuando se produjo la adecuación tarifaria. Si bien entendían que la tarifa había que ajustarla, la discusión se dio en la manera, ya que no hubo algunas contemplaciones con sectores que se vieron más afectados que otros. “No es lo mismo pagar $60 de energía eléctrica en un piso en avenida El Libertador en Buenos Aires, que pagar lo que paga una industria”, aclaró, y agregó que todo esto comenzó entre los años 2016 y 2017, y que en la actualidad se ajusta según el ritmo inflacionario, aunque en un contexto recesivo: “Cada peso que sube con el costo de la energía eléctrica es un peso menos que pone la empresa para el resto de sus actividades: inversión, desarrollo, salarios, etcétera”.
Dentro del sector metalúrgico, hay quienes se ven más afectados. Los que poseen plantas de fundición de bronce o acero –entre otros– están en un serio problema debido a que la energía eléctrica se transforma en un 25% de la estructura total de costos.
Para paliar esta situación, Totero señaló que hay que agudizar el ingenio para enfrentar la situación recesiva. Por ejemplo, es importante que las empresas revisen su factura, ya que “como ha bajado el consumo, a aquellas que paguen cargos fijos quizás les convenga pagar kilowatts más caros, pero sin pagar cargos fijos”. Aseguró además que el único sector de la industria metalmecánica que tuvo algún tipo de crecimiento en los últimos tiempos es el vinculado a los productos petroleros debido a la expectativa que genera Vaca Muerta e inversiones de YPF.
Expresó que el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea podrá ser positivo “en la medida que el Estado haga sus deberes”, ya que el país no puede competir con Europa con la tasa de interés existente, la presión fiscal y la cantidad de impuestos, pues todo eso es “antiempresa”.