El Banco Nación anunció una línea de microcréditos para productores

El gobernador Alfredo Cornejo participó en el encuentro donde el Banco Nación anunció una línea de microcréditos para el sector vitivinícola nucleado en Fecovita (Federación de Cooperativas Vitivinícolas) y Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina). El convenio, firmado en la sede de la entidad bancaria de Buenos Aires, facilitará acceso al mercado financiero a los productores asociados, quienes podrán recibir créditos en condiciones favorables y acordes con su realidad productiva.
La firma establece un mecanismo operativo, ágil y simplificado para posibilitar el acceso al crédito por parte de los pequeños y medianos productores vitivinícolas, como también a las pequeñas y medianas bodegas vinculadas al sector.
La Provincia de Mendoza, a través del Fondo para la Transformación y el Crecimiento, se involucra con un subsidio de tasa de 3 puntos.

La modalidad
crediticia
La operatoria contempla que tanto Fecovita como Coviar actúen como articuladores. De esta forma, luego de preseleccionar a los solicitantes que reúnan las condiciones para el crédito y una vez aprobada la solicitud de asistencia crediticia, acompañarán al productor vitivinícola en la implementación y ejecución del proyecto, como mínimo durante su primer año.
Las gerencias zonales del Banco Nación de la provincia de Mendoza establecerán los requisitos mínimos de vinculación y realizarán el análisis crediticio correspondiente. Se podrán otorgar créditos a sola firma hasta por 500 mil pesos.

Los beneficiarios
El programa prevé la articulación y coordinación con organismos públicos y privados, la asistencia técnica y/o capacitación de los microempresarios, bonificación de tasas, mecanismos de garantía u otros que permitan la conformación de una cartera de créditos virtuosa por su orientación, objetivos y resultados. De esta manera, se busca cambiar el concepto de oferta y demanda de créditos y servicios tradicionales por el de generación/creación de clientes y créditos, junto con la formalidad e inclusión financiera relacionada con ajuste a las regulaciones vigentes.
Pueden ser beneficiarios microempresas bajo cualquier forma societaria o unipersonal, cualquiera sea su inscripción ante la AFIP (monotributistas o responsables inscriptos) que puedan demostrar ingresos relacionados con la actividad que pretenden financiar y puedan proyectar un flujo de fondos acorde a la asistencia requerida.

Compartir

¿Cree que le afecta a los niños el encierro por la cuarentena?

Artículo anteriorEl único auto argentino en el Drift Sudamérica es sanrafaelino
Artículo siguienteGoogle pidió aplazar su juicio contra Uber para presentar nuevas pruebas