El campo advierte por medidas del Gobierno que los obliga a “malvender”

Las entidades rurales alertaron sobre las medidas tomadas por el Gobierno nacional que perjudican al sector, desalientan la inversión en el sector que consideran “el más dinámico” del país.
Las cuatro entidades que integran la Mesa de Enlace (CRA, Coninagro, Federación Agraria y Sociedad Rural) advirtieron que el desdoblamiento cambiario que sufriría el sector agrícola hace que un productor tenga que vender el resultado de su esfuerzo, su cosecha, a un dólar oficial al que hay que descontar los derechos de exportación y termine cobrando un dólar efectivo muy por debajo de este, es decir, menos pesos en la mano por tonelada de producto.
Advirtieron que ahora se agrega un escenario adicional: la medida que restringe el acceso al mercado único libre de cambio generando un tipo de cepo a los importadores de insumos esenciales para la actividad productiva argentina, acaba de generar la suspensión total en las ventas de dichos insumos por parte de los proveedores.
Consultado desde Fm Vos (94.5) y Diario San Rafael Mario Leiva, integrante de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y presidente de la Sociedad Rural del Valle de Uco explicó que “hay una medida del Banco Central que prohíbe el crédito a aquellos que conservan la soja o el trigo en silo bolsas y al no poder financiarse van a tener que venderla, el banco le saca la tasa preferencial del 24% si no hace la venta. Este tema choca con el dólar, se liquida a un dólar de 40 pesos, sacando retenciones y todo, y uno compra a un dólar de 120. Este desfasaje cambiario va acompañado en la producción de granos por el cepo que no podés operar libremente con tu mercadería; esto ya pasó en la época de Guillermo Moreno”.
Para Leiva “están perjudicando al sector más dinámico de la economía, esto termina mal, va traer consecuencias inmediatas”.
Desde las entidades rurales informaron que el efecto real es un desdoblamiento cambiario donde el productor va a terminar pagando sus insumos productivos a un Dólar CCL ($115), MEP ($107), etc, en definitiva, un dólar de entre dos y tres veces superior al que efectivamente está cobrando por su producción (Dólar Soja $ 46).
En lo inmediato, y de no resolverse esta situación, los dirigentes del campo advierten se generarán replanteos de paquetes tecnológicos a aplicar, el área de siembra de la fina que tenía una intención record de un 7% superior a la campaña anterior, caerá fuertemente y los rindes de la próxima cosecha serán marginales. Para la siembra de la gruesa el escenario es aún peor, el efecto deja fuera de juego al maíz y la soja de los planteos productivos en gran parte del área agrícola.
“Se sigue sumando incertidumbre al único sector activo de la economía argentina, en el que el año pasado represento el 67% de las divisas de exportación y que, sin lugar a dudas, este año será casi exclusivamente el que aporte las mismas”, afirmaron.