El caso Gil Pereg llega a un tribunal internacional

El caso del ciudadano israelí Gil Pereg (38) – detenido en Mendoza como presunto autor de la muerte de su madre y de su tía– ya tiene su capítulo internacional: sus abogados acaban de realizar una presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), denunciando que en la causa se han violado 9 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los abogados del estudio Legrand –Maximiliano Legrand, Lautaro Brachetta y Marcos Segovia- sostienen, entre otras cosas, que existe una injustificada demora de Poder Judicial de Mendoza para resolver la internación de Pereg en una institución psiquiátrica que pueda tratar adecuadamente al detenido que es diagnosticado, en la presentación, como “una persona que padece parafrenia, delirios, alucinaciones, posible psicosis, paranoia, fobia al agua asociada a su delirio y licantropía (Pereg afirma pertenecer al mundo de los gatos y no al de los seres “de dos patas” o sea los hombres, manifestando, por supuesto, no estar loco)”.

A pesar de ello, dicen los defensores, nunca se ha tenido en cuenta la Convención Interamericana de las Personas con Discapacidad.

«Presentamos la petición en la Comisión porque entendemos que son numerosas las irregularidades del procedimiento seguido contra Gil Pereg. Es violatorio del derecho de defensa que no nos dejen incorporar testigos, que no nos dejen interrogar peritos, que no le devuelvan su dinero ni den cuenta de donde está, que lo torturen en el penal y que no tengan en cuenta que es un paciente psiquiátrico», explicó Maximiliano Legrand a Los Andes.

Y agregó: «Debe aplicarse la Convención de las Personas con Discapacidad. Independientemente de si es inimputable o no, hay un hecho incontrovertido y es que Pereg tiene graves padecimientos psiquiátricos de características únicas pero diagnosticadas por todos los peritos».

La presentación no sólo apunta contra el Poder Judicial de Mendoza, por no internarlo y demoras varias, sino también contra el Ministerio Publico Fiscal por impedir el contacto con los psiquiatras del penal, contra la Policía de Mendoza por el denunciado robo de 70.000 dólares y 25.000 euros, y contra el Servicio Penitenciario por torturas, según esgrime la defensa del israelí.

Pero la denuncia agrega también un condimento político, achacándole al gobernador Alfredo Cornejo presionar a la Justicia en causas mediáticas. “El señor Pereg es una persona con una discapacidad mental que ha quedado en medio de una campaña política del Poder Ejecutivo por el castigo a los responsables de delitos, independientemente de su situación», afirma el escrito. Y completa: «Los jueces que no se someten a sus designios en causas mediáticas, como la presente, son enjuiciados o cuestionados fuertemente por el Poder Ejecutivo de Mendoza. Mientras se resuelven todas las apelaciones, el señor Pereg carece de un recurso expedito que ponga fin al riesgo a su integridad psicofísica y a su vida. Mientras esto ocurre, personal penitenciario lo tortura, agrediendo su integridad física y psíquica”.

Fuente: Los Andes

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorLavalle: circulaba en cuatri por los médanos, volcó y perdió la vida
Artículo siguienteSarampión: dónde y quiénes deben vacunarse