El caso Scarlata llegó a medios nacionales e internacionales

Nuevamente la conducta de un representante de la Iglesia católica, en este caso el cura Carlos Scarlata, quedó bajo la lupa luego de una investigación que lleva adelante la Justicia de San Rafael y en la que se sospecha que el sacerdote omitió auxiliar a la docente Valeria Cornejo, fallecida por diabetes, con el objetivo de mantener oculta la relación sentimental que los unía.
La gravedad del hecho y que se conozca después de tres meses que permaneció bajo estricta reserva, generó una amplia repercusión, luego de que Diario San Rafael –en su edición del jueves– brindó los primeros detalles de una causa que podría generarle un nuevo escándalo a la Iglesia, alicaída –en los últimos años– con varios episodios que han ocurrido puntualmente en Mendoza.
Ni bien este diario difundió el artículo en el que daba cuenta de las sospechas que existían contra Scarlata en relación a las últimas horas con vida de Cornejo, medios de la Ciudad de Mendoza replicaron la nota y, como era de esperarse, las repercusiones cruzaron las fronteras provinciales.
La Nación, Infobae, Página 12, La Voz del Interior y Biobio (Chile) fueron algunos de los portales informativos que se hicieron eco del caso de Valeria y de la posible omisión de auxilio del cura Scarlata.
Sin dudas que, además del caso que investiga Giarolli, los antecedentes de Scarlata colaboraron para que medios nacionales rememoren polémicas decisiones del religioso que, después de una llamativa incursión a Roma (por decisión del Vaticano), tomó como sacerdote de la Parroquia San Isidro Labrador de la localidad bonaerense de Lima. Dispuso, mediante afiches que colocó en la puerta del templo, que las mujeres que asistían a misa debían hacerlo “de forma decorosa” y ejemplificó, con fotos, cuáles eran las prendas que aceptaba y cuáles no durante los oficios religiosos.
Ahora, con la investigación que lleva adelante Giaroli, se abre un nuevo capítulo en la controvertida carrera eclesiástica de Scarlata, quien tendrá que explicar no solo qué pasó en octubre cuando había acordado pasar al menos cuatro días con Valeria, quien fue hallada sin vida en la casa de calle Los Dos Álamos el 30 de octubre de 2018, sino también deberá “rendir cuenta” de sus actos frente a sus superiores religiosos y hasta enfrenta el riesgo de ser expulsado de la Iglesia católica.