El Colegio de Abogados de San Rafael reclama un mejor funcionamiento de la Justicia de Familia

Autoridades del Colegio Público de Abogados y Procuradores de la Segunda Circunscripción Judicial, presentaron una nota a la Suprema Corte mostrando disconformidad ante el dictado de la Acordada 30.094, que suspende los plazos procesales de los escritos en los Tribunales de Familia de Godoy Cruz, Maipú, Las Heras y San Rafael, y en la Cámara de Apelaciones de Familia por el plazo de un mes.
En diálogo con FM Vos (94.5) y con Diario San Rafael, el presidente del nombrado organismo, Martín Buscemi, explicó que la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, es el máximo tribunal, no solamente en interpretación de los casos provinciales, sino que además es el administrador de todo el Poder Judicial. “El lunes pasado dictó una resolución, una decisión, en donde suspende los plazos procesales para proveer, dictar resoluciones, para publicar en listas, para dar trámites de distintos juzgados provinciales y uno de los que estaban en esa lista, es la gestión judicial asociada de Familia, los Juzgados de Familia de San Rafael. Los suspende además durante un plazo tremendo, que es un mes y esto implica que las mesas de los Tribunales de Familia, para el Poder Judicial, están suspendidos los plazos que sirven para proveer, para dictar resoluciones, para dictar sentencia. De la mesa del Poder Judicial de Familia para afuera, o sea a los abogados, no siguen corriendo los plazos normales, entonces a un abogado que tenía cinco días hábiles para contestar algo, le corren esos plazos y lo contesta, pero después ese escrito que presenta el abogado puede tardar un día, diez días o un mes en proveerse (en que se le dé trámite) en el Poder Judicial, a raíz de esta Acordada”, explicó.
La misma nota a la Corte, expresa que la Justicia de Familia en la Segunda Circunscripción Judicial no está funcionando bien, y ello no se debe al trabajo de los empleados, funcionarios o jueces, sino a la falta de personal y de más y mejor equipamiento. A ello se le suman diversos inconvenientes en la implementación del nuevo sistema informático IURIX. “Son pedidos nuestros no de la pandemia, no son problemas que han surgido ahora, son pedidos nuestros que venimos haciéndolos hace años, más de cuatro años que estamos notando la falta de personal, que notamos que el sistema no funciona bien. Primero nos dijeron que con la Gestión Judicial Asociada se podía solucionar, se implementó, no lo solucionó; después dijeron que con el sistema de expediente electrónico, se está implementando y es caótico y que ha generado entre los profesionales muchos problemas, entonces todo esto genera que los clientes, el ciudadano que quiere acceder a los casos de Familia, vea que esos casos se extienden muchísimo más y la Justicia no tiene la celeridad que debería tener en estos casos”, aseguró.
El Colegio de Abogados considera que –para lograr un buen funcionamiento– es necesario que se sumen jueces de Familia y personal que los acompañe, pues sólo hay dos desde hace más de 20 años.