El conflicto por el Atuel entra en su etapa final previo a una decisión de la Corte

En el mes de octubre vencerá el plazo que dio la Corte nacional para que Mendoza y La Pampa acuerden un plan de obras para la cuenca del río Atuel y así poder superar este conflicto que enfrenta a ambas provincias por las aguas del río mendocino.Actualmente se siguen cumpliendo las etapas con las reuniones de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI), grupo de trabajo que integran la Nación y las provincias de Mendoza y La Pampa. En la última reunión realizada a fines de agosto, según el Gobierno provincial, “Mendoza presentó las fichas con la información de cada una de las obras que propone para ser evaluadas en conjunto y no recibió observación alguna en el plazo acordado. Sin embargo, la información de La Pampa aún no ha sido suministrada de manera completa, lo que impidió que comenzara la evaluación que se había acordado realizar”.
En declaraciones a FM Vos (91.5), el consejero de Irrigación por el Atuel, Gustavo Villegas, comentó que “el conflicto ha entrado en la etapa final, el día 19 de octubre es el plazo final que determinó la Corte para elevar la propuesta definitiva si hay acuerdo entre las dos partes, si no por separado para el plan de obras de remediación del oeste pampeano en cuanto al caudal. Hay una comisión de expertos que andan principalmente por el oasis sur recorriendo propiedades, viendo la eficiencia de riego, que es necesario para tomar una decisión”.
Villegas explicó que “Mendoza presentó un plan a largo plazo que comienza con pequeñas obras, la instalación de pozos en Mendoza para garantizar la escorrentía permanente y posteriormente las obras tanto en Mendoza como La Pampa para seguir avanzando, y un tercer plan de obras que es el trasvase del agua del río Grande al Atuel”.
Con algunas obras más la realización de unos 20 pozos, Mendoza podría llegar a garantizar 1,3 metros cúbicos por segundo de agua, aunque la pretensión pampeana es mayor pese a la crisis hídrica que vive la cuenca, que ya lleva nueve años y no tiene perspectiva de mejoras.
“Hemos manifestado siempre que es agua que no tenemos ni para nosotros, debe realizarse para obtener agua nueva, obras nuevas”, señaló Villegas.En caso de que próximamente no lleguen a un acuerdo ambas provincias, deberá resolver la cuestión la Corte nacional.
Por otra parte, respecto a la temporada de riego y la falta de agua, Villegas expresó que “estamos bastante complicados, recién hemos comenzado a regar el 28 de agosto, cuando normalmente deberíamos comenzar el 1 de agosto. Esto está relacionado con que el embalse de El Nihuil se encuentra al 70 por ciento, es decir, hay 30 por ciento menos de disponibilidad de agua que años anteriores”.