El Conicet tendrá una sede en el Sur provincial

Será un instituto para estudios de evolución y ecología histórica

Mañana a las 20 se realizará el acto inaugural de una sede del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en el Sur provincial. El encuentro se llevará adelante en el salón de usos múltiples de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y contará con la participación de autoridades provinciales y nacionales de la Universidad y del Conicet.

Así lo confirmó para FM Vos (91.5) el licenciado Gustavo Neme, arqueólogo investigador del Conicet, quien además explicó que la sede fue aprobada el mes pasado en Buenos Aires. “La creación de este instituto implica que por primera vez, fuera de la ciudad de Mendoza, el Conicet va a inaugurar una sede”, agregó.

Esta nueva sede funcionará en la UTN y será un instituto orientado a estudios de “evolución y ecología histórica”, en donde se van a radicar investigadores del Conicet y también se va a abrir la posibilidad para el llamado de técnicos. “Vamos a tener un presupuesto nacional que se va a destinar a cada investigación en San Rafael”, añadió.

Neme comentó que actualmente el Conicet tiene en nuestro departamento investigadores de arqueología y paleontología, quienes trabajan en el Museo de Historia Natural y también en la UTN. De igual manera, cuenta con investigadores en el campo de Bioquímica y Genética en la Universidad de Cuyo. Además de estas áreas, las investigaciones en el nuevo instituto estarán orientadas también a los estudios ambientales vinculados al agua. “Pronto se radicará una geóloga de Jujuy que trabaja en humedales y la formación de salinas”, adelantó.

Asimismo, señaló que “ésta es una primera ‘pata’ que mete el Conicet en San Rafael, a partir de la cual esperamos se abran muchas líneas de investigación. Los que somos investigadores del Conicet y las universidades sabemos de la importancia de esto”.

Por otro lado, se refirió a la relevancia de esta noticia desde el punto de vista arqueológico. “Hasta el río Atuel llegaron los últimos agricultores andinos. A partir del río hacia el Sur sólo había cazadores recolectores, hasta que llegaron los españoles, quienes expandieron la agricultura más al sur. Pero esto hace que sea una zona de sumo interés, en la que han puesto sus ojos muchos investigadores de todo el mundo, dado que permite investigar por qué la agricultura no siguió su camino hacia el Sur y cuáles son las condiciones ecológicas y culturales para que la agricultura se expanda hacia nuevas áreas”, concluyó.