El doble crimen del barrio Nihuil llegó a TN y salió por “Cámara del Crimen”

“Cámara del Crimen”, el programa dedicado a temas policiales y judiciales que todos los fines de semana se emite por la señal porteña Todo Noticias (TN), se ocupó de los crímenes de Miguel Ángel Scalia y Liliana Balmaceda, ocurridos en septiembre de 2017 en el barrio Nihuil de San Rafael y por el que están acusados Cristian Pajón, Ricardo Peñalbe, Fernando Olivárez y Carlos Ávila, quienes próximamente serán sometidos a un juicio por jurado.
Los periodistas Ignacio González Prieto y Sebastián Domenech presentaron el caso por el que Miguel y Liliana fueron brutalmente asesinados a golpes y dieron lugar a un informe que realizó en nuestro departamento el corresponsal de TN, Alejandro Constanzo, quien acudió a la propiedad donde se produjeron los crímenes, en calle Gutiérrez de nuestra ciudad.
Vale destacar que, en su exposición, Domenech dio algunos datos inexactos respecto a la actualidad de la causa y a lo que pasó aquella madrugada de septiembre de 2017. Dijo, por ejemplo, que ya estaban seleccionados los jurados para determinar la responsabilidad de los acusados, cuando eso todavía no sucede, habida cuenta que ni siquiera finalizó la audiencia preliminar donde se determinan qué pruebas serán tenidas en cuenta durante el debate. Sí se refirió al accionar de “Coni”, la perra del Cuerpo de Canes que resultó clave en el comienzo de la investigación y se centró en que el crimen se produjo en el marco de un robo de dinero que ejecutaron quienes después terminaron asesinando a las víctimas, entre ellos, vecinos del barrio.
En informe desde San Rafael, Constanzo mostró la casa donde se produjo el crimen y entrevistó a Jesús Scalia, hijo de las víctimas, y a la abogada de la familia, Claudia Fajardo, quienes dieron detalles del hecho y aseveraron que “se trató de una masacre”.
“Cámara del Crimen” es un programa que creó el experimentado periodista especializado en policiales/judiciales Ricardo Canaletti y ahora conducen González Prieto y Domenech.
Durante la emisión del programa, el pintor Miguel Paradiso plasmó en un cuadro la supuesta escena del hecho, donde se ve a Liliana sentada en un sillón y a su lado Miguel, intentando frenar a dos hombres, uno de ellos con una maza de construcción en su mano izquierda. La representación gráfica también es errónea si se tiene en cuenta que Liliana quedó a merced de sus asesinos en la cochera, fuera de la vivienda, de acuerdo con el propio expediente.