El drama de los 500 niños separados de sus padres en Estados Unidos

Cerca de 500 niños siguen estando separados de sus padres inmigrantes casi dos meses después de que un juez federal ordenara que los menores fueran devueltos a sus familiares.

De acuerdo a documentos oficiales presentados en una demanda para reunificar a las familias, 497 de los 2.654 niños migrantes que el gobierno de Donald Trump separó de sus padres en la frontera todavía están bajo custodia federal y no con sus familiares. Además, los padres de 322 de esos niños ya fueron deportados.

La jueza Dana Sabraw había ordenado que todos los niños menores de 5 años se reunieran con sus padres para el 10 de julio pasado, pero 22 de ellos aún continúan separados, de acuerdo a los documentos del gobierno. La fecha límite para reunir a niños de entre 5 y 18 años era el 26 de julio.

El viernes pasado, el demócrata por Texas Joaquín Castro pidió que un juez federal retome el proceso de reunificación del gobierno de Trump y designe una autoridad especial o un comité para supervisarlo.

Según el funcionario, estas autoridades especiales podrían usar todos los recursos del gobierno para hacer el trabajo rápidamente.

Castro, que recorrió una instalación en Texas adonde fueron alojados niños separados de sus familiar, subrayó que el presidente podría nombrar a algún ‘maestro especial’, pero «esto no es una prioridad para él, esto no es algo sobre lo que él haya pensado mucho».

El gobierno de Trump comenzó a separar a los niños de sus padres y tutores para aplicar su política de «tolerancia cero», que establecía el objetivo del 100 por ciento de enjuiciamiento de las personas que cruzaron la frontera de forma ilegal, independientemente de si habían solicitado asilo o si eran elegibles para solicitarlo.

Los menores fueron reubicados en instalaciones y mantenidos bajo custodia federal. Inclusive se han registrado una serie de denuncias de abuso sexual, física y verbal, así como maltrato y uso de drogas psicotrópicas en los refugios donde los niños han estado detenidos.

Hasta el momento, un total de 1.937 niños han sido reunificados con sus padres.