El Ejército sirio asegura que varias de sus bases han sido atacadas con misiles

El Ejército sirio ha asegurado este domingo que varias de sus bases han sido atacadas con misiles en el norte y el centro del país del país árabe, según han informado a medianoche los medios estatales en Damasco.

Testigos citados por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, ONG independiente que documenta las actividades bélicas en la guerra civil, dieron cuenta de grandes explosiones en instalaciones militares sirias utilizadas también por fuerzas iraníes en las provincias de Hama y de Alepo.

La televisión estatal siria informó de que habían impactado en un depósito de armas cohetes lanzados por el “enemigo”, en una alusión a Israel. Un ataque con misiles contra la base área T-4 —situada en la provincia central de Homs y atribuido por Moscú y Damasco a Israel— causó el pasado 9 de abril 14 muertos, la mitad de ellos miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán desplegados en apoyo del régimen del presidente Bachar el Asad.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, había advertido este domingo de que Israel iba a “responder con gran fuerza” ante cualquier amenaza contra su territorio, según informó el diario Haaretz. Lieberman también ha alertado de que no iba a tolerar la instalación de sistemas antiaéreos de misiles S-300 de fabricación rusa en las bases sirias.

Israel ya había atacado el aeródromo militar T-4 el pasado mes de febrero, en represalia por la infiltración de un dron en su espacio aéreo. En el incidente más grave en el que se ha visto implicado el Estado hebreo en siete años de guerra civil en el vecino país árabe, la aviación militar israelí bombardeó con ocho F-16 la base de drones iraníes. Uno de los cazas fue derribado por la defensa antiaérea siria, aunque sus dos tripulantes pudieron ponerse a salvo.

La Fuerza Aérea israelí ha llevado a cabo más de un centenar de incursiones en territorio sirio desde el inicio de la guerra, en su mayoría contra depósitos y convoyes de armas de la guerrilla libanesa de Hezbolá. Israel sigue técnicamente en estado de guerra con Siria desde que en 1949 selló un armisticio con los países árabes que intentaron impedir por la fuerza la creación del Estado judío. La situación de conflicto sin hostilidades se mantuvo después de las guerras de 1967 (Seis Días) y de 1973 (Yom Kipur), en la que Damasco trató sin éxito de recuperar la meseta del Golán, que fue posteriormente anexionada por Israel sin aprobación internacional.

Compartir

¿Piensa que Mendoza ya está en condiciones sanitarias para que abran los gimnasios?

Artículo anteriorLas pruebas que confirmarían la infidelidad de Rocío Oliva
Artículo siguienteUn pueblo entero de Córdoba salió «a la caza» de dos delincuentes