El éxodo hondureño es cada vez más masivo y peligroso

Se agrava la crisis migratoria regional ante un nuevo grupo de hondureños que intenta cruzar a Guatemala, mientras unos cuatro mil se encuentran en México y pretenden seguir avanzando hacia Estados Unidos, que los rechaza.

Más inmigrantes hondureños, que «portan la bandera nacional, y a la vez cantan el himno nacional, demostrando el patriotismo y amor a su país» intentan atravesar la barrera fronteriza con Guatemala en Agua Caliente, describió el diario Prensa Libre de ese país este sábado en su portal online.

No obstante, efectivos de la policía y el ejército guatemalteco desplegaron una enorme barrera de bloqueo, tras la orden del cierre de fronteras, que tiene por finalidad evitar el paso de la caravana, que pretenden ingresar a Guatemala, para avanzar hacia el Norte, primero a México y luego a Estados Unidos, que se resiste a albergarlo

A los casi tres mil que ya están en México, se sumaron otros 500, reportó la prensa guatemalteca, que no tramitaron su permiso legal para salir de Honduras y conducirse hacía Guatemala y México. Esto es así, porque las autoridades migratorias de ambos países no les permitieron realizar sus trámites, tras haber recibido órdenes de parte de los presidentes Jimmy Morales (Guatemala) y Juan Orlando Hernández (Honduras).

Incluso, se observaban hoy varios automóviles policiales fueron colocadas en el punto fronterizo con Guatemala, para evitar el ingreso con vehículos, o por la fuerza como se intentó ayer. «Hemos visto que algunos de nuestros hermanos han sido traicionados por parte de las autoridades de gobierno, al indicarles que de 5 en 5 serán pasados a la oficina de migración para recibir su ticket, pero sólo fueron fichados para terminar en un autobús hacia Tegucigalpa», dijo Adalberto Guzmán, líder de un grupo de migrantes, según Prensa Libre.

Autoridades migratorias hondureñas cerraron las puertas de la Aduana Integrada Agua Caliente, no hay explicaciones a la prensa nacional y extranjera, y han evitado que se fotografía y se filme en el lugar.

Ayer, una oleada de personas atravesó las vallas de las autoridades guatemaltecas, para ingresar al puente fronterizo de Guatemala y México, más al norte. Los miembros de la caravana intentaron entrar en fila ordenada hacia la frontera con México. Pero a medida que aumentaban la multitud, empujaron la valla de México e incluso rompieron los candados de la puerta de la frontera. Sobre el puente, la policía antidisturbios de México bloqueó y los empujó hacia atrás y les lanzó bombas de humo.

Unos 400 policías federales mexicanos sellaron la frontera de México en tanto drones y helicópteros se movieron por encima de las multitudes, según descripciones de la prensa mexicana. Incluso, según describió la cadena CNN, al menos una docena de ellos quedaron atrapados en el puente y tuvieron que saltar al río debajo del puente.

CNN habó de unos 4 mil hondureños congregados en la frontera de México con Guatemala a quienes se les ha informado sus opciones para ingresar al país, ya sea con su visa y pasaporte -una minoría- o mediante una solicitud de refugio, para lo cual pidió apoyo logístico y de procesamiento a la ONU. «No hemos tenido nunca una caravana o grupo de este tamaño que solicite refugio de manera simultánea, por eso hemos solicitado el apoyo de Naciones Unidas», dijo el canciller mexicano, Luis Videgaray, a la cadena Televisa de su país.

El ministro aseguró que la prioridad es la protección de las personas, «particularmente de los grupos más vulnerables, particularmente en la caravana, que se ha venido congregando en la frontera».  «Hay niños, mujeres embarazadas y adultos mayores», advirtió.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorEl mundo se está quedando sin abejas y eso es muy preocupante
Artículo siguienteAlertan sobre el «peligroso» retiro de Trump del tratado nuclear