El femicidio de Ferreyra podría derivar en el primer juicio por jurado del Sur

Los juicios por jurado, recientemente aprobados por la legislatura de Mendoza, tendrán vigencia desde el 1 de enero del año próximo en todo el territorio provincial.
De acuerdo a los requisitos que establece la normativa para la ejecución de esa modalidad de debate, el brutal asesinato de Rosana Ferreyra, ocurrido esta semana en General Alvear, podría derivar en el primer juicio por jurado del Sur, teniendo en cuenta que se trató de un homicidio agravado, condición para que un grupo de ciudadanos intervengan en el juzgamiento al presunto responsable, en este caso Ramón Omar Castro.
Si bien resta un proceso de instrucción que cumplir a cargo de la fiscal Ivana Verdún, de no haber obstáculos, en la primera parte del año que viene podría concretarse el juicio contra Castro y, de acuerdo a lo que establece la flamante ley, tendrá que ser con la participación de 12 personas elegidas por sorteo, quienes después de escuchar a las partes tendrán que determinar si el imputado es culpable o inocente.
De aceptar que el hecho que se juzga está probado y que el acusado es culpable, el juez tendrá que resolver la pena.
Castro enfrenta una condena por reclusión perpetua, pero para que un juez disponga esa sanción, primero tendrá que esperar a la opinión del jurado. El presunto femicida incurrió en los agravantes del homicidio establecidos en los incisos 1 y 11 del artículo 80, es decir, por el vínculo y por violencia de género.

Las claves del juicio por jurado
El cuerpo estará conformado por 12 miembros titulares y 4 suplentes, los que serán sorteados ante la presencia de un juez. La composición será 50% femenina y 50% masculina. El padrón de las personas aptas para ser jurado será actualizado por la Junta Electoral de Mendoza y la lista deberá ser difundida en el sitio web del Poder Judicial.
Los integrantes del jurado comenzarán a ser seleccionados 15 días hábiles antes del inicio del debate, luego de ser sorteados 48 ciudadanos. En otra audiencia, a realizarse cinco días hábiles antes del juicio, se tratarán recusaciones y excusaciones, etapa en que la parte acusadora y la defensa podrán recusar hasta 4 ciudadanos anteriormente sorteados. Así se realizará un nuevo sorteo donde quedarán definidos los 12 jurados titulares y 4 suplentes.
Requisitos: ser argentino o nativo naturalizado con no menos de cinco años de ciudadanía. Tener una residencia permanente no inferior a cuatro años en Mendoza y de dos años en el territorio de la jurisdicción del Tribunal Colegiado competente. Tienen que tener entre 18 y 75 años, comprender idioma nacional, saber leer, escribir y haber completado la educación básica obligatoria.
¿Quiénes no pueden ser jurados? Gobernador, vicegobernador, intendentes, funcionarios, representantes de órganos legislativos, magistrados, funcionarios o empleados del Poder Judicial, nacional o provincial, del Ministerio Público Fiscal y del Ministerio de Defensa, abogados, escribanos, procuradores, profesores universitarios de disciplinas jurídicas o de medicina legal, integrantes activos o retirados de las fuerzas armadas, de seguridad y del servicio penitenciario, cesanteados o exonerados de la administración pública, imputados, condenados por delitos dolosos y por crímenes de lesa humanidad.