El FMI respaldó la creación de un impuesto mínimo global a las empresas

La secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, anunció el lunes su intención de proponer durante la próxima cumbre del G20 que los países acuerden un impuesto mínimo global a las ganancias de las empresas. Un día más tarde el Fondo Monetario Internacional ( FMI) expresó que está «muy a favor» de la iniciativa por entender que el sistema actual, en el que cada Gobierno fija un monto en su territorio, favorece la evasión de las responsabilidades fiscales de las corporaciones.
«Eso reduce los ingresos que los gobiernos perciben para poder hacer los gastos sociales y económicos necesarios. Estamos muy a favor de tener este tipo de impuesto mínimo corporativo global«, expresó este martes Gita Gopinath, consejera Económica del FMI, al sitio Yahoo Finance.
La propuesta de Yellen para un impuesto mínimo global a las corporaciones también recibió el apoyo de la Unión Europea, pero desde su Comisión (Poder Ejecutivo) pidieron que el monto sea acordado en un debate de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).Fijar el monto mínimo que los gobiernos pueden cobrar a las corporsaciones no sólo desalentaría la evasión fiscal (porque no habría diferencia en pagar en un país u otro) sino que también le daría cierta estabilidad en el volumen de ingresos con los que pueden contar, señaló la funcionaria estadounidense.

La administración de Joe Biden, de la cual forma parte Yellen, impulsa un impuesto mínimo global del 21% al 28% sobre las ganancias o rentas de las corporaciones multinacionales en Estados Unidos con el que se podría financiar el plan de US$ 2 trillones (algo como US$ 2.000.000.000.000) para renovar la infraestructura del país. Para evitar la evasión fiscal -que le quitaría los ingresos previstos- haría falta una suba del índice a nivel mundial.

«La propuesta anunciada por el presidente Biden la semana pasada llama a tomar acciones ambiciosas, incluyendo subir la tasa mínima de impuesto (a empresas) en Estados Unidos y un renovado compromiso a nivel internacional, reconociendo que es importante trabajar con otros países para terminar con la presión de la competencia fiscal y la erosión del impuesto a la renta de las empresas», aseguró Yellen según AFP.

El objetiv será «que la economía prospere sobre la base de una mayor igualdad de condiciones de tributación para las empresas multinacionales, y que se impulse la innovación, el crecimiento y la prosperidad», señaló Yellen, como parte también de un compromiso de Estados Unidos en temas relacionados con el cambio climático.

Yellen enunció su propuesta durante una presentación en el centro de estudios Council on Global Affairs de Chicago una semana después de que el gobierno de Joe Biden presentara el plan de infraestructura para crear empleo y estimular el cambio al uso de energías limpia.

Mientras tanto el FMI mantuvo durante toda la pandemia de coronavirus su política de apoyo a los gobiernos que usaron sus reservas para financiar la actividad económica (o la suspensión forzada de la misma) para evitar una debacle económica global más profunda que la actual.

«Este (tipo de) paquete (de medidas) sirve a ese propósito en términos de mitigar el cambio climático, mejorar rutas y puentes, todo lo cual incrementa la productividad y tiene un efecto positivo en la economía», señaló por su parte la funcionaria del FMI.