El gimnasio Formas celebra sus 28 años

En febrero de 1990 entró en funcionamiento el gimnasio Formas en Lisandro de La Torre 1073, un espacio moderno que ofrece a sus clientes lo mejor del gimnasio tradicional y clásico, con máquinas actualizadas con cintas, elípticos y bicicletas de última generación, pero también con las nuevas tendencias en deporte y salud, tales como pilates, zumba, entrenamiento funcional y un spa, además de entrenadores, nutricionista, kinesiólogo, todos profesionales de alto nivel.
Néstor Reyes, su propietario, contó a través de FM Vos (91.5) que «empecé cuando ya había gimnasios importantes en San Rafael. Nosotros hemos estado muy pendientes de mantenernos vigentes, puedo decir que cumplí con mi proyecto de vida. Con el pasar del tiempo comencé a dar clases aérobicas y localizadas, empecé a capacitarme por la dinámica comercial que existe en todos los rubros, ésta hace que uno permanentemente esté actualizado, porque de lo contrario desaparece del mercado”.
Reyes, quien actualmente estudia Educación Física, recordó también que en el principio el equipamiento del gimnasio era muy «precario», pero ha pasado distintas etapas y ahora tiene muy buenas máquinas. Hoy recuerda que de los gimnasios que había cuando comenzó no queda ninguno. “Me siento muy bien porque tan mal no hemos hecho las cosas», comentó.
Parte de ese «secreto» para perdurar en el tiempo tiene que ver con la constancia y dedicación que puso desde el primer día. “Yo no soy docente de escuelas, porque siempre me dediqué a la parte privada. Cuando uno inicia un proyecto privado, se pone un poco de cara al viento y tiene que subsistir de la cuota de aquel que va y toma clases con uno, entonces, hay un dicho que dice ‘no existe alegría sin riesgo’, es tomar un riego más importante que tener un sueldo todos lo meses”, detalló.
Para el docente, la actividad física hace que todos los días “uno intente mejorarse”, potenciando la actividad física y entendiendo que ésta es calidad de vida. “En algún momento, cuando yo empecé, primero fue una moda, luego una tendencia y hoy es una necesidad, porque alguien que hace actividad física tiene calidad de vida, seguro que va a vivir más tiempo”, concluyó.