El Gobernador, intendentes y concejales pusieron un tope de $50.000 a sus sueldos de marzo

A través de sus redes sociales, Suarez dio detalles del decreto 434/2020, por el que recortó ingresos políticos de su Gobierno. La medida tiene como excepción a los funcionarios del Ministerio de Seguridad y de Salud. A la decisión adhirieron luego el intendente Félix y los de otros departamentos de Mendoza, así como concejales locales de ambos bloques. El vicegobernador Mario Abed anunció que convocará a una sesión especial para que la Legislatura se sume a la medida y los magistrados de la Suprema Corte invitaron a jueces y otros funcionarios judiciales a plegarse también. 

El gobernador Rodolfo Suarez comunicó ayer que puso un tope de $50.000 a su sueldo y el de sus funcionarios y que el resto será utilizado para la compra de insumos sanitarios, en medio de la lucha contra el avance del coronavirus en Mendoza.
A través de sus redes sociales, Suarez dio detalles del decreto 434/2020, por el que recortó ingresos políticos de su Gobierno y estableció un tope de $50.000 correspondiente al sueldo del mes de marzo.
“La medida tiene como excepción a los funcionarios del Ministerio de Seguridad y de Salud. El resto del sueldo será depositado en una cuenta cuyo destino exclusivo será la compra de insumos para la emergencia sanitaria, así como la emergencia económica que esto genera”, explicó el Gobernador.
En otro párrafo, Suarez invitó a tomar la misma medida “al Poder Legislativo y Judicial, a funcionarios constitucionales, directores y gerentes de empresas del Estado, entes reguladores e inclusive a empleados públicos con altos sueldos no afectados en forma directa a la emergencia”.
El anuncio de Suarez tuvo inmediata repercusión provincial y nacional, y fue el titular del Departamento General de Irrigación, Sergio Marinelli, el que confirmó que adhería a la medida del mandatario provincial.
A nivel legislativo, Mario Abed en su Twitter también adhirió a la medida de Suarez y anticipó que llamó a una sesión especial para el tratamiento del recorte salarial.
Al cierre de edición se conoció la noticia que mediante una acordada firmada por los jueces de la Suprema Corte, invitaba a que voluntariamente los magistrados y funcionarios del Poder Judicial adhirieran a esta decisión de aportar el 50% de sus salarios.
Luego fue el turno de los intendentes: en San Rafael, Emir Félix también usó sus redes sociales para destacar la decisión de Suarez e informó que adhería al recorte salarial para él y sus funcionarios. Pidió lo mismo a los concejales y estos no tardaron en aceptar la rebaja en sus sueldos, tanto quienes integran el Frente de Todos como los ediles del frente Cambia Mendoza.
A Félix lo acompañaron en su decisión otros jefes comunales, como Ulpiano Suárez (Ciudad), Gustavo Soto (Tupungato), Walther Marcolini (Alvear) y Sebastián Bragagnolo (Luján de Cuyo), los que consideraron “razonable y necesaria” la decisión de Suarez.
Una de las máximas preocupaciones que ha generado la pandemia del Covid-19, además de las consecuencias sanitarias, es el daño económico que pueda provocar la paralización de muchas actividades ante la cuarentena obligatoria que rige en Argentina y que en principio se extiende hasta el 31 de marzo, pero que podría prorrogarse, de acuerdo con lo que ayer analizaba el Gobierno nacional.
En ese contexto, que el Gobierno provincial, la Legislatura, municipios y otros organismos públicos que ayer confirmaron adhieran al recorte salarial representa un importante ahorro en materia de sueldos. Ese dinero que no va a los ingresos de funcionarios será desviado a Salud y Seguridad, dos áreas claves en estos días en los que se trabaja para paliar el avance del coronavirus y también en el cumplimiento de la cuarentena obligatoria.