El Gobierno aboga por «un mecanismo más eficiente y rápido» para expulsar a extranjeros que cometan delitos

El jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, abogó por la constitución de «un mecanismo más eficiente y rápido» así como por «una justicia particular» que desburocratice la deportación de extranjeros que cometan delitos y defendió el debate en el Congreso de un nuevo régimen penal juvenil, que reemplace al que rige en el país desde varias décadas.

Por otra parte, consultado sobre una eventual candidatura a vicepresidenta de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que «nadie le ha ofrecido ese cargo» y que ella está «enfocada al año que nos queda de gestión», pero aseguró que «si le ofrecieran semejante honor no tendría capacidad para decir que no».

En diálogo con las radios Mitre y Cooperativa, Milman manifestó esta mañana que «el sistema actual de extrañamiento (de expulsión de un delincuente extranjero) es muy engorroso y hace que los delincuentes permanezcan meses o años en la Argentina cuando, en los países de la región, en 48 horas se los devuelve a su país de origen».

«Tener un mecanismo más eficiente y rápido y una justicia particular ante este tipo de situaciones es una buena decisión por parte del Ejecutivo, para que podamos recibir a los extranjeros que quieran aportar y no a quienes cometen delitos», manifestó Milman.

Respecto del debate de un régimen penal juvenil, el funcionario apuntó que hoy la Argentina es «una sociedad completamente diferente a la que teníamos cuando se sancionó esta norma hace 35 años» por lo que «es absolutamente válido que se debata en el Congreso».

«El proyecto tiene más de 100 artículos. El que genera más discusión, que baja la edad de imputabilidad de los menores de 16 a 15 años, es solo uno. El resto refiere a un régimen socio educativo que pueda sacar a los menores de la arbitrariedad que tiene la Justicia de decidir que si lo envía a su casa o lo retiene en algún lugar físico», apuntó Milman.

También dijo que «hoy los menores no tienen la posibilidad de dar su opinión en un juicio» y afirmó que «si no hay una reacción rápida de parte del Estado, una carrera delictual que comenzó con un hecho menor puede terminar en delitos más gravosos para el menor y para una víctima».
Consultado sobre una eventual candidatura de Bullrich como vicepresidenta de Mauricio Macri, aseguró: «Nadie le ha ofrecido ese cargo».

«(Patricia Bullrich) es una persona que milita desde hace mucho tiempo y sería un honor para ella, pero está enfocada al año que nos queda de gestión y que el modelo que seguridad que tenemos pueda continuar en el tiempo y aportar a la reelección del Presidente», manifestó.

Sin embargo, dejó en claro que «si le ofrecieran semejante honor no tendría capacidad para decir que no».

Por último destacó que en los últimos tres años «ha caído más de un 23%» la tasa de homicidios cometidos en situación de robos y se manifestó a favor del llamado a licitación para la compra de 300 pistolas eléctricas Taser, aunque admitió que «es un arma que genera un fuerte debate».

«Por ahora haremos una primera experiencia en ferrocarriles (vagones y estaciones) y aeropuertos» para ver si «da resultados efectivos respecto al combate contra el crimen».