El Gobierno explicó cómo trabajó en la siembra de nubes para reducir el tamaño del granizo

La tarea de los pilotos comenzó a las 16 horas en la zona sur de San Rafael

El Gobierno de Mendoza, mediante su sitio de prensa, informó que las cuatro aeronaves del Sistema Activo de Lucha Antigranizo trabajaron durante ocho horas en el Sur para mitigar el accionar de las celdas graniceras.
Según el reporte difundido ayer, la tarea de los pilotos mediante la siembra de yoduro de plata comenzó a las 16 horas en la zona sur de San Rafael, donde se formó la supercelda que primeramente afectó a Valle Grande. “Los operativos de siembra de nubes se extendieron ocho horas, debido a que un gran número de celdas con parámetros de granizo se desplazó sobre las zonas cultivadas”, precisaron desde el Gobierno.
Si bien los aviones de la Lucha trabajaron desde temprano, la tormenta se descargó con fuerza cerca de las 6 de la tarde en Valle Grande, donde –en seco– precipitó piedra de importante dimensión que provocó personas heridas, daños en vehículos y estructuras edilicias.
Luego la tormenta siguió su camino y, según el informe del Gobierno, afectó Las Malvinas, Rincón del Atuel, Goudge, La Llave, Cañada Seca, Monte Comán, el este de General Alvear como Bowen, Ochenta y Cuatro y La Marzolina.
En las localidades mencionadas anteriormente hubo severos daños en hectáreas cultivadas, algunas –de acuerdo con las plantaciones– en plena cosecha y otras próximas a cosechar. En el caso de productores que no cuentan con tela antigranizo como mecanismo de defensa, la situación es muy complicada.
Para los productores que, una vez más, se vieron afectados por el granizo, el Gobierno indicó que tienen 10 días hábiles para realizar un pedido de tasación. Si la propiedad está registrada en el Registro Único de la Tierra (RUT), el titular deberá presentar certificado de inscripción y, en caso de no estarlo, tendrá que empadronar su propiedad y luego comenzar con los trámites de la denuncia.
Las diligencias se realizan en la delegación de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas.
Desde octubre hasta la actualidad, varias tormentas graniceras se encargaron de dañar hectáreas cultivadas, no solo en San Rafael sino también en General Alvear, situación que ha generado un panorama preocupante respecto a la actividad productiva 2018-2019. Sabido es que un cultivo arrasado por la piedra tarda al menos dos temporadas en restablecerse.

Compartir
Artículo anterior¡Qué mundo!
Artículo siguienteHalago matrimonial