El Gobierno provincial apuesta al “Fondo Anticíclico” para ayudar al sector vitivinícola

La propuesta, que contempla 1.000 millones de pesos anuales durante cuatro años, requiere el aval de la oposición

Luego del pedido de la Federación Agraria y otros sectores para que el Estado provincial compre uva para ayudar a sostener el precio, Alfredo Aciar, jefe de Gabinete del Ministerio de Economía, señaló que la idea es ayudar con el “Fondo Anticíclico”, que prevé 1.000 millones de pesos durante cuatro años, por lo que pidió el apoyo del Justicialismo para tomar deuda en este caso particular.
Aciar repasó el difícil panorama del sector, diciendo que “el diagnóstico que tenemos es que hoy se nos han acumulado más de 300 millones de litros de vino tinto, mayoritariamente varietal, que están pesando sobre los stocks y por tanto sobre los precios. Lo remarco porque no nos había pasado nunca en la historia esto de acumular excedentes de vino tinto, sobre todo varietal. La verdad que casi todo ese vino está acá en Mendoza. La mayoría de ese vino, un 75 por ciento según el INV, está en manos de las bodegas, entonces es un tema complejo”.
En los últimos días y ante la inminente cosecha, los productores piden que el Gobierno compre uva para mosto y desde otras entidades ligadas más a los industriales se pide que se apoye la exportación a granel de esos vinos tintos que sobran.
“El Gobierno va enviar un proyecto de ley a la Legislatura denominado ‘Fondo Anticíclico’, que es de 1.000 millones de pesos por año, durante cuatro años, con el objetivo de recuperar la competitividad de la vitivinicultura hasta tanto se hagan cuestiones de fondo, por ejemplo, que la Nación firme acuerdos de libre comercio con otras naciones; otros países los tienen y nosotros no. También hasta que vuelva a funcionar el ferrocarril, hasta que disminuya la presión fiscal, como hemos hecho en la provincia, ya que el año que viene vamos a tener tasa cero para toda la producción primaria, sin ningún condicionamiento, no importa que deba la patente de la camioneta”.
El funcionario tildó de razonables los pedidos de ambos sectores del vino y le mandó un mensaje al justicialismo, ya que el plan incluye toma de deuda y esto fue rechazado el año pasado en la Legislatura. “Consideramos los pedidos razonables, tanto los productores con la compra de uva como el sector bodeguero con el apoyo a la exportación del vino y pedimos que el justicialismo nos acompañe, porque es una ley que pide deuda, que es lo que el año pasado el justicialismo nos cortó, al rechazar el roll over. Estamos pidiéndosela particularmente para la vitivinicultura”.
Consultado sobre si van a exigirle a los industriales a cambio de ese fondo que compren a los productores al mismo precio y cantidad, respondió que “es una solicitud que se ha hecho desde el Gobierno, trascendió de las reuniones que tuvimos. La verdad es que veríamos con gusto que las bodegas, sobre todo las que compran uva, participen dentro del mercado con los mismos volúmenes del año pasado. Para poner nombre y apellido, Peñaflor es quien más compra uva en Mendoza y ha manifestado que van a comprar la misma cantidad y hasta expandirse un poco más. Por supuesto que no todos van a hacer lo mismo”.
Finalmente dijo que “la semana que viene estamos reglamentando que los contratos de compra venta de uva tienen que ser registrados y vamos a tener un sistema para controlar si esa cuestión ocurrió. El miércoles a más tardar decidiremos si estamos enviando el proyecto de ley a la Legislatura y empezaremos con las medidas que correspondan, ojalá que nos acompañe la oposición”.