El hospital Garrahan recibió células madres extraídas en el hospital Lagomaggiore

Por primera vez en la provincia de Mendoza se llevó a cabo la recolección de células madre para que fueran destinadas a un banco público. Es que en el hospital Lagomaggiore se realizó una extracción de sangre a un cordón umbilical, para que fuera enviada al Banco Público del hospital Garrahan.
Una paciente de 33 años de edad –oriunda de Buenos Aires– se convirtió es la primera donante de células progenitoras hematopoyéticas (CPH) de cordón umbilical en Mendoza. El procedimiento tuvo lugar el 14 de enero pasado en el hospital Lagomaggiore de la capital provincial.
Las células madre pueden utilizarse en trasplantes en casos de enfermedades oncológicas, genéticas y en inmunodeficiencias genéticas. Se recolectan en el Hospital Garraham para ser utilizadas en todo el país.
Este recurso se utiliza para trasplante en caso de enfermedades oncohematológicas (como leucemia y enfermedad de Hodgkin), genéticas (talasemia, muco-polisacaridosis) e inmunodeficiencias genéticas.
La doctora Leticia Ojeda, jefa del Servicio de Guardia Obstétrica y Sala de Parto del Lagomaggiore explicó que las células madres son “precursoras de las células de la sangre, siendo células inmaduras con la capacidad de diferenciarse en todos los tipos sanguíneos de la sangre (glóbulos rojos, plaquetas, glóbulos blancos), lo que permite plantear a partir de esto, tratamientos para enfermedades que, de otra manera, requerirían un trasplante de médula ósea, como distintos tipos de anemias y distintos tipos de cáncer vinculados a células de la sangre”.
De esta manera, nuestra provincia se sumó a otras regiones del país que ya recolectan en efectores estatales, para enviar al Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical que funciona en el Hospital Garrahan de Buenos Aires. Cabe aclarar que toda mujer que lo manifieste puede solicitarlo y ser solidaria para quien lo necesite. “Integrarnos a un banco público implica una acción solidaria por la cual proveemos posibilidades para todos de acceder a esas células para tratamiento”, remarcó.
Expresó también que “es un método inocuo porque no implica ninguna clase de agresión para la mamá ni para el bebé: estamos tomando células del cordón umbilical una vez que el bebé ha sido separado de la mamá y antes de que se produzca la expulsión de la placenta. Tenemos una técnica que se hace cuando todavía no se produjo el alumbramiento y otra de recolección una vez que la placenta está fuera del útero”.

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorEn Malargüe también roban en casas que se encuentran solas
Artículo siguienteDos nuevos robos a casas sin moradores