El incumplimiento a las normas de tránsito sigue generando siniestros viales

Los siniestros viales siguen siendo un problema, no solo en San Rafael sino en toda Mendoza. El fin de semana nos conmocionamos con el fallecimiento de Julieta Tesla, quien iba de acompañante en una camioneta Toyota Hilux que volcó en el Acceso Sur. Su novio, Sergio Masso (20), tenía 1,41 gramos por litro de alcohol en sangre, según el test realizado después del hecho. En nuestro departamento, Giuliano Scalia (18) y Facundo Guajardo (24) protagonizaron, bajo efectos del alcohol, incidentes de tránsito durante el feriado por el Día de la Independencia. El primero involucró a otro vehículo, donde viajaba un matrimonio con sus cuatro hijos pequeños, en tanto que el segundo volcó sobre la Ruta 144, sin intervención de terceros. Y antes de terminar el 9 de Julio, otro conductor que no debía conducir porque no tenía licencia, Ricardo Basualto (61), atropelló con su Ford Ka a Guadalupe Quiroga, una joven de 19 años que circulaba en bicicleta por calle Ortubia de Las Paredes y murió como consecuencia del impacto.
En el extenso párrafo anterior, enumeramos cuatro hechos en los que conductores incumplieron con las normas de tránsito y generaron dos muertes, saldo que podría haber sido más grave, si tenemos en cuenta el caso de Lisandro de la Torre y Entre Ríos en nuestra ciudad, protagonizado por el joven Scalia, quien a las 10 de la mañana del martes manejaba alcoholizado.
La problemática del alcohol al volante ha causado estragos en Mendoza y dio lugar, una vez más, a hablar del proyecto de “tolerancia cero”, es decir, que quienes conducen un vehículo no beban una gota de alcohol. Esa norma rige hoy en Córdoba, Salta, Tucumán, La Rioja, Neuquén, Entre Ríos y, dentro de Buenos Aires, en la ciudad de Mar del Plata.
En las últimas horas fue el director de Toxicología del Ministerio de Salud de la Provincia, Sergio Saracco, quien apoyó la implementación de la tolerancia cero en Mendoza y rechazó que el límite se reduzca de 0,5 a 0,2 gramos de alcohol por litro de sangre. “Las respuestas se vuelven más lentas con el 0,2”, aseveró, y habló de los efectos negativos que provoca beber alcohol y luego conducir un vehículo.
En la misma línea que Saracco volvió a expresarse la diputada provincial Hebe Casado, quien desde la Legislatura insistió en reducir a cero la tolerancia de alcohol para quienes conducen.
En San Rafael, los hechos más conmocionantes en materia de siniestros viales están estrechamente relacionados a la problemática “del alcohol al volante”: Candela Giménez, Genaro Fortunato, Marcela Quiroga, Santiago Zaragoza, Fernando Quiroz, entre otros, fueron víctimas de quienes conducían alcoholizados. De las personas mencionadas, solo Candela logró sobrevivir.
Para quienes están detrás del proyecto “tolerancia cero”, las recurrentes multas que se aplican sobre conductores alcoholizados no alcanzan. En San Rafael, por ejemplo, se registra un promedio de 20 actas por fin de semana. Pese a ello, se advierte cómo los siniestros viales siguen sucediendo. Lo mismo ocurre a nivel provincial, de acuerdo con las estadísticas brindadas desde Seguridad Vial.
Pero no solo el alcohol provoca siniestros de tránsito en nuestro departamento, también influyen otros factores, como el exceso de velocidad y no respetar la prioridad de paso, entre muchas más incidencias a la hora de explicar por qué se registran tantos incidentes en San Rafael. En ese contexto, por más controles y sanciones económicas que se apliquen sobre conductores, la reflexión final está en quien se sienta detrás de un volante o manubrio, que debe asumir, de una vez por todas, la responsabilidad e importancia de la acción que está ejecutando.