El ISCAMEN capacitó en San Rafael sobre manejo responsable de agroquímicos

Además se remarcó la gestión de envases plásticos

Con el objetivo de proteger sus cultivos de los ataques de plagas y enfermedades que afectan los rendimientos y la calidad de los productos vegetales los productores utilizan diferentes sustancias denominadas “agroquímicos”.
Estas sustancias químicas pueden ser un riesgo para la salud del aplicador, su familia, el consumidor y el ambiente. El riesgo puede ser definido como la probabilidad de que algo no deseado ocurra o la característica propia de una sustancia que potencialmente puede producir un daño o un efecto adverso o negativo para la salud. Productores y técnicos son responsables del correcto uso y manipulación de los mismos.
En este sentido, especialistas del ISCAMEN estuvieron capacitando a feriantes del mercado de concentración de COMERCO sobre el manejo responsable de agroquímicos.
Según indicaron desde el Instituto “en San Rafael, brindamos una charla informativa y de formación sobre un uso correcto de productos fitosanitarios. En la oportunidad, se abordaron las acciones de fiscalización y control que realiza ISCAMEN en los mercados de concentración, como el análisis de productos vegetales”.
Asimismo explicaron que “además, se puntualizó sobre el alcance de la reciente Ley Nacional N° 27279 de gestión de envases plásticos, donde Mendoza ha sido pionera”.
La tarea del ISCAMEN apunta a garantizar la calidad de los agroquímicos adquiridos por los productores para ser utilizados en el proceso productivo, así como también la inocuidad toxicológica de los productos de origen vegetal para consumo en fresco.
Asimismo, en el marco de la Ley Provincial Nº 5665, se promueve la correcta y racional utilización de los agroquímicos mediante la fiscalización y transferencia educativa en los sectores involucrados.
Todo esto se logra “mediante una serie de controles que abarcan todo el proceso productivo, incluyendo transporte, acopio, comercialización y aplicación de agroquímicos. Verificando que el producto responda a los estándares de calidad establecidos”.