El juicio por el asesinato de Joan Villegas, donde está imputado Luciano Cabral, se realizará a puertas cerradas

Ayer por la tarde comenzó el debate que resolverá el homicidio de Joan Villegas -ocurrido el 1 de enero de 2017- y juzgará a los cuatro imputados que tiene la causa. La finalización del mismo está prevista para el jueves 24 de mayo. Sin embargo, en un giro inesperado, la Primera Cámara de Crimen de San Rafael decidió que el juicio por la muerte de Joan Villegas y por la que está acusado el ex futbolista Luciano Cabral (22), entre otros, se desarrolle de principio a fin a puertas cerradas.
La decisión fue comunicada minutos antes del inicio del juicio por la secretaria del Tribunal, que abordó e informó a los miembros de la prensa y a terceros que aguardaban el ingreso a la sala de audiencias en las puertas del palacio de Tribunales. Este escenario contó con la custodia de una fuerte presencia policial.
Según trascendió, la medida se encuentra fundamentada en la Ley Provincial 6.354, que dispone en su artículo 164 que “la audiencia para debate se realizará a puertas cerradas, pudiendo asistir solamente el agente fiscal, las partes y sus defensores y las personas que el tribunal estime conveniente”, normativa que se fundamenta en el artículo 40 de la Convención de los Derechos del Niño, donde se reglamenta una serie de garantías a “todo niño” a pesar de la existencia de una infracción penal.
A diferencia de lo que ocurrió en la audiencia preliminar del pasado 6 de abril, en la que se estableció como se desarrollaría el debate y en donde la prensa pudo presenciarla, esta vez el tribunal compuesto por Julio Vitar, Ariel Hernández y Carlos Alberto Parma invocó esta medida en la cual “la audiencia para debate se realizará a puertas cerradas, pudiendo asistir solamente el fiscal, las partes, sus defensores y las personas que el tribunal estime conveniente”.
Cabe recordar que se presume que durante el asesinato de Joan Villegas, habría existido la presencia de dos menores. Un adolescente de 13 años que fue declarado inimputable y un segundo menor, Brian Santana, quien obtuvo la mayoría de edad luego del hecho y ahora será juzgado. Asimismo, el tribunal también evaluará la participación de Axel Olguín, familiar de otros dos imputados, José “Mono” Cabral y su hijo Luciano Cabral, el reconocido futbolista que supo vestir la camiseta de River Plate, Argentinos Junior, tras nacionalizarse chileno, la del seleccionado sub 20 trasandino y del Atlético Paranaense de Brasil.
Cabe recordar que la muerte a golpes y con bloques de cemento de Villegas ocurrió en la mañana del 1 de enero del año 2017 en General Alvear, y por el hecho los imputados enfrentan cargos por homicidio agravado.