El mail que recibió Sala antes del accidente: «No hay sentimiento, sólo estamos haciendo negocios»

En las últimas horas se difundió un mail del empresario escocés Willie McKay destinado a Emiliano Sala y su pase al Cardiff City. En el texto, el empresario le da detalles de cómo son los negocios y que sólo «interesa la plata».

«Emiliano, mi nombre es Willie McKay. No estamos interesados en sus pertenencias personales, finanzas, vacaciones, niñeras, no es nuestro problema», arranca el mensaje. Y sigue: «Permítanos presentarle la forma en que operamos y cómo llegamos a esta saga de Cardiff City. Trabajamos para clubes en Francia y para jugadores que quieren ser transferidos a Inglaterra. (…) En lo que a usted respecta, hemos hablado con todos los clubes, incluidos Manchester, Chelsea, Liverpool. Creemos que podrías terminar en esos clubes». El texto fue publicado por el diario deportivo francés L’Equipe.

El empresario de 52 años le explicó al jugador cómo fue la negociación para llevarlo al club francés.»Nos acercamos a Nantes, como lo hacemos con muchos jugadores en otros clubes, para obtener el mandato de venta. No le estamos impidiendo trabajar con otro agente, pero la mayoría de los jugadores están muy satisfechos con nuestra mediación», explica. «No decimos ‘somos como un padre para nuestros jugadores’. No, si no hubieras sido futbolista, estas personas no estarían interesadas en ti», agrega.

En un fragmento el empresario habla de la importancia del dinero. «Al final sólo les interesa el dinero. Lo que, por supuesto, todos queremos. Por eso nos gusta trabajar sólo con los clubes. No hay sentimiento, solo estamos haciendo negocios«, asegura.

«Se ha dicho que Cardiff no te interesa. Pero ése es probablemente nuestro error, porque filtramos en los medios que otros clubes como West Ham y Everton te quieren sólo para estimular el interés en ti. Así es cómo trabajamos y eso puede ser mal interpretado por el jugador. Pero sin ese ‘zumbido’ nadie te conocería. Porque, honestamente, nadie sigue la competición francesa«, concluye.