El “Mendoexit”, la Constitución y el federalismo

Las declaraciones de esta semana del ex gobernador Alfredo Cornejo levantaron polvareda: el dirigente radical sugirió que Mendoza tiene condiciones para empezar a transitar un proceso de autonomía respecto del resto del país. «La verdad que no me gusta separarnos de la Nación pero ellos están obligando a Mendoza a autoafirmarse en sus propios valores e identidades», advirtió Cornejo en varios medios, y agregó: «Mendoza tiene todo para vivir como un país independiente».
La idea separatista, de ser literal, choca de lleno con el texto constitucional. Vivimos en una estructura de federación y en una “unión indestructible de estados permanentes” (según dejó palmariamente establecido la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el Siglo XIX), por lo que las provincias que constituyen nuestra nación no tienen el derecho de secesión. Es inconstitucional.
Las palabras del ex mandatario provincial en realidad busca demostrar su inconformidad por lo que -según consideran gran parte de los mendocinos- es un perjuicio que comete la administración nacional hoy comandada por el presidente Alberto Fernández a la hora de repartir los fondos de ayuda por la pandemia entre las provincias, además de frenar la la megaobra de Portezuelo del Viento, que demandará cerca de 10 mil puestos de trabajo su construcción, con lo que esto significa para la actual situación económica.
Según Cornejo, la política partidaria se mete de lleno en algo que debería ser justo y lógico. No obstante, y también hay que decirlo, el incumplimiento a la Ley Convenio de Coparticipación de Impuestos, que data de 1996, no es novedoso y ha sido responsabilidad de todos y cada uno de los sucesivos gobiernos que han ejercido el poder nacional desde entonces, sean del signo político que hayan sido.
La extorsión, el electoralismo y la lógica “amigo-enemigo” es la que ha dominado la escena en todos estos años respecto a la temática.
Sin embargo, la idea de división no parece ser la solución a esta injusticia. Lograr un país más unido debería ser nuestro objetivo y, para ello, cumplir con la ley es fundamental.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorSolo quedan unos pocos focos con Lobesia Botrana en el Sur
Artículo siguienteFrase