El misterio continúa: se cumplieron 42 años de la desaparición de Oscar Garavaglia

El viernes 12 de enero de 1979, Oscar –de 17 años– junto a un grupo de amigos fue a cazar piches a la zona del Cerro Nevado. Todos volvieron menos él. Si bien se montó un operativo para encontrarlo, el joven nunca más apareció, despertando un dolor incalculable entre sus seres queridos que lo siguen esperando.
La hermana de Oscar, Silvia Garavaglia, dialogó con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael. Expresó que “después de tanto tiempo, de haber pasado por tantos dolores, por tantos momentos tan difíciles, más de 15 mil días esperando a Oscar, que la Justicia no se haya resuelto, que no tuvimos un fiscal que lo haya defendido como él se lo merecía porque era un estudiante del colegio San Rafael de los Hermanos Maristas, su último año, con 17 años se perdió su viaje de estudios, se perdió su fiesta de egresados por gente inescrupulosa que manejó la situación como fue manejada; no fue defendido por ningún fiscal, un inocente y no sabemos qué fue de él”. “Hay una madre que lloró y sigue llorando por su hijo; un padre que falleció hace tres años y se fue el último día de este mundo reclamando por su hijo, ‘no se olviden de Oscarcito’ (él lo recordaba todos los días), todos los días él decía ‘¿qué habrá sido de Oscarcito?’, era algo que lo perturbaba y lo tenía tan presente a su hijo, tanto él como a mi mamá, para quien no tiene nombre lo que le ha pasado”, agregó entre lágrimas.
Considera que no podría asegurar que su hermano fue asesinado, pero lógicamente “no se lo tragó la tierra”. “Si hubiese sido un perro, lo habrían buscado, tenían animales, los cuidaban como a un ser humano y a un ser humano que perdieron no le dieron importancia debida; no debieron haber actuado como actuaron, por eso nuestra desconfianza; nunca pisaron el umbral de mi casa, nunca se preocuparon por hacernos compañía, nunca se ofrecieron a darnos una mano, al contrario, nos esquivaban, no querían saber nada con nosotros que éramos ‘los innombrables’”, aseguró respecto del grupo de amigos de Oscar y añadió: “Les molestaba que la Policía les hiciera preguntas, se sentían molestos; ellos perdieron un amigo entre las 16 horas aproximadamente y eran las 21 y la que hizo la denuncia a la Policía a través de un teléfono, fui yo, me atendió un oficial en El Nihuil y me dijo que desconocía el caso”.
Considera que la falta de actuación judicial tuvo que ver con “algo personal”. “Acá el fiscal de turno, es el responsable de todo, no bregó por esclarecer el hecho”, lamentó.