El móvil del crimen, la principal incógnita en la muerte de Jorge Videplan

El fiscal Javier Giaroli continúa investigando por qué Ángel “Angelito” Rojas mató de una puñalada en el pecho a Jorge Videplan (23). Si bien no hay dudas de la autoría material del hecho en manos de Rojas, no está claro el móvil del hecho, es decir, por qué Rojas atentó contra la vida de su excuñado.
En las últimas horas, pudo saber Diario San Rafael, Giaroli intentó indagar sin éxito respecto a qué pasó entre Rojas y Videplan y cuál fue el desencadenante que terminó con la vida del chico de 23 años. En ese contexto, se supo que la exnovia de la víctima no aportó demasiados datos para concluir el móvil del crimen.
Rojas, quien ya se encuentra en la cárcel imputado por el homicidio de Videplan, se abstuvo de declarar ante Giaroli. Tiene defensor público y desde que fue detenido hizo silencio, no pronunció nada respecto a lo que pasó la noche del último martes.
Por otra parte, la hermana de Rojas y exnovia de Videplan tampoco aportó demasiado para la causa. Aseguró no saber qué pasó en la noche del martes e indicó que desde hace cinco años estaba separada de Jorge, a quien incluso había bloqueado en Whatsapp. Quien también se abstuvo de prestar declaración fue el padre de Rojas, residente en un inmueble detrás de donde fue detenido el presunto homicida.
En ese escenario se mueve Giaroli, con la certeza de que Rojas mató a Videplan pero con dudas respecto a cuál fue el trasfondo del crimen. Fuentes judiciales consultadas por este diario aseveraron que “hay mucho silencio, por miedo o conveniencia, pero silencio al fin”.
Respecto de la posible pelea entre Rojas y Videplan, por terrenos que quedaron “sin dueño” en el asentamiento de Cuadro Nacional, tras la entrega de viviendas del barrio El Álamo II, las mismas fuentes aseveraron que “se trata de rumores”.
Por último, según consta en el expediente que lleva adelante Giaroli, Videplan envió un mensaje de texto donde escribió: “Tu hermano me quiere matar”. La destinataria fue su exnovia, quien intentó intervenir en el hecho pero fue tarde: su hermano ya había matado a Jorge de una puñalada en el pecho.