El Municipio retiró el mandala eléctrico y anticipó que pondrá otra figura

La polémica que surgió tras la instalación de un mandala eléctrico en el Paseo Rawson, a partir del reclamo del artista Anthony Howe, autor de obras similares en otras partes del mundo, generó que el Municipio retirara la estructura en la siesta de ayer.
Desde la comuna aclararon que no hubo plagio, sino que se trató de una réplica inspirada en una estructura ubicada en Estados Unidos y que el subsecretario de Obras Públicas, Enrique Ferraro, le encomendó fabricar a dos metalúrgicos locales.
«Será retirado y modificado para evitar cualquier tipo de conflicto con el artista», informaron del Municipio.
Y agregaron: «seguiremos trabajando para embellecer nuestro departamento como lo hemos hecho en el Paseo Rawson, lugar que hasta hace poco tiempo atrás era un extenso lote baldío».
El objetivo ahora es trabajar en una nueva estructura que será emplazada en un mismo lugar.
«Jamás imaginamos tener que dar estas explicaciones. Aplicamos una idea exterior en una obra tan popular como es el Paseo Rawson. Nunca la intención fue copiar una creación sino generar una nueva atracción a partir de algo que vi en un espacio público durante un viaje», comentó Ferraro.