El oficialismo de Godoy Cruz repudió el ataque

“Consternado, enojado y preocupado, pero fundamentalmente ocupado de este tema”. Así se expresó César Cattaneo, presidente del Concejo Deliberante de Godoy Cruz respecto al ataque de un militante del oficialismo de ese departamento a la candidata a concejal del peronismo Gabriela Malinar.
En diálogo con Fm Vos el edil radical dejó en claro que el partido repudia el ataque y no comparte la violencia usada por el hombre, de apellido Aznares, que trabaja en el municipio y era intensamente buscado por la mañana.
“Desde ayer (por el jueves) que se viralizó el hecho me comuniqué con Gabriela para ponerme a disposición e iniciamos los mecanismos administrativos que corresponden desde la Municipalidad”.
En pasajes de su declaración, Cattaneo dejó en claro la solidaridad con la candidata pero también negó que la actitud individual del militante tenga algo que ver con la dirigencia de Cambia Mendoza, como se quiere instalar de algunos sectores.
“No hemos podido averiguar demasiado más que lo que ha denunciado Gabriela, la fiscalía deberá llevar adelante la investigación, nosotros iniciamos de oficio un sumario administrativo que termine en la sanción que corresponda en un tiempo prudente”.
Sobre la detención o no del hombre respondió que “eso lo maneja la Fiscalía, nos pusimos nosotros a disposición de la candidata de La Campora, esto es claramente contrario a lo que han pretendido instalar de asociarlo a decisiones de nuestros dirigentes más visibles como el intendente y el gobernador, nada más alejado de eso, es el accionar de una persona que se comportó en forma extremadamente violenta y es repudiable”.
Añadió que “la sanción puede ser el apartamiento, no quiero pre opinar al respecto. Se dice que está en tratamiento (por adicciones), no me consta formalmente. Quiero expresar que repudiamos este hecho en particular y todos los hechos de violencia que pueden existir en instancias donde debería existir el diálogo y no la violencia. No responde a la práctica de nuestros dirigentes”.
En la tarde de ayer se entregó a la Justicia Rodrigo Guido Aznares junto a un abogado en la Oficina Fiscal 4. La fiscal Correccional Andrea Lazo lo imputó por amenazas coactivas y daños. La escala penal de estos delitos va desde los 6 meses hasta los 3 años de prisión, por lo que es excarcelable. De todas formas, el hombre continuará detenido mientras se avanza con algunas medidas.