“El Pañalín” cayó detenido luego de haber cometido varios delitos

El preocupante y vertiginoso regreso del Pañalín a la libertad, tras una insólita medida judicial, acabó ayer con su aprehensión en el interior del barrio El Molino.

Un asalto sufrido por la concejal del Partido Justicialista, Jaquelina Rebolledo durante el la tarde del miércoles, fue el corolario de una serie de hechos perpetrados por el menor que llevó a un importante operativo encabezado por personal de la Unidad Investigativa.

De acuerdo a la información que trascendió, el titular del 1er Juzgado de Instrucción Claudio Gil, ordenó una serie de allanamientos para intentar localizar al malviviente, lo que finalmente ocurrió.

Con el apoyo de Cuerpos Especiales y otras divisiones policiales, fueron siete las casas revisadas y en una de ellas se guarecía el menor.

Diario San Rafael confirmó que la vivienda donde estaba el “Pañalín» pertenece a un familiar que se encuentra purgando una condena en la Cárcel de Encausados.

“No se resistió cuando lo encontramos», aseguró una fuente que participó del procedimiento. Otro testimonio aseguró que “había mucha bronca en la Policía por la liberación del Pañalín», destacando que la aprehensión no se haya ido de los carriles normales.

Junto con el “Pañalín» se detuvo a un joven de 19 años apodado “Dumbo» y a otro menor de 16, posiblemente implicados en los últimos asaltos ocurridos en los alrededores del barrio.

SU VERTIGINOSA 

LIBERTAD

A finales de diciembre, cuando el “Pañalín» se encontraba bajo custodia en el hogar del padre Yañez de Monte Comán, llegó una noticia inesperada. El Juzgado Penal de Menores, a través de la decisión de uno de sus magistrados, le concedía la libertad para que pasara las fiestas de Navidad y Año Nuevo junto a su desunida familia.

Tras varios meses de encontrarse privado de su libertad, el homicida de Iván Roco volvió a la calle y -como era prever- no regresó al mencionado hogar. Apenas unos días habían pasado desde que el barrio El Molino lo tuvo como protagonista de un hecho de sangre. Quizás por alguna rencilla pendiente, mantuvo una acalorada discusión con un joven de 21 años, a quien no dudó en dispararle. La bala quedó alojada en la rodilla de este muchacho que debió ser operado en el hospital Schestakow.

Poco después, se apostó en el cruce de Libertador y Cantoni y fue el responsable de al menos dos asaltos que ocurrieron en esa esquina. Las víctimas fueron un motociclista y una mujer de 61 años. A ambos damnificados el “Pañalín» les disparó, lo que da cuenta del estado en que deambulaba el malviviente.

La “gota que rebalsó el vaso» fue el asalto a Jaquelina Rebolledo cuando caminaba con su hermana por la esquina de Tulio Angrimán y Vélez Sarsfield. Cuando se disponía a regresar hacia la isla del río Diamante, donde tiene su casa, fue sorprendida por dos delincuentes, quienes habrían portado un arma estilo tumbera. El «Pañalín», acompañado de un cómplice, amenazaron a la concejal y le exigieron sus pertenencias.