El Papa demanda «redistribuir la salud» a favor de los pobres

|
|
|

El primer papa latinoamericano dio un discurso ante el secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y las autoridades de las agencias más importantes del organismo mundial este viernes en Roma.

Allí reclamó una «movilización ética global» de solidaridad con los pobres y un nuevo espíritu de generosidad. Asimismo, consideró que una mayor equidad en el progreso económico puede lograrse a través de «la legítima redistribución de los beneficios económicos por parte del Estado, así como la indispensable cooperación entre el sector privado y la sociedad civil».

Francisco dio un mensaje similar al World Economic Forum en enero, cuando denunció las teorías económicas del «derrame» por incomprobables e ingenuas, lo que provocó que algunos detractores norteamericanos lo llamaran «marxista».

En su encuentro de este viernes, también le pidió a la ONU que promueva metas de desarrollo global para atacar las causas de la pobreza y el hambre, para proteger el medio ambiente y asegurar el trabajo digno para todos.

«Específicamente, esto significa desafiar todas las formas de injusticia y resistir a la economía de la exclusión, la cultura del descarte y la cultura de la muerte, un riesgo que hoy por hoy ha sido aceptado de manera pasiva», expresó.